Ni Casado ni Abascal: El zasca más cruel le llega a Pedro Sánchez de su propia casa

  • Política
  • 14-11-2019 | 21:11
  • Escribe: Guillermo Vives

"Sánchez está construyendo la casa por el tejado, se reparten los sillones antes de discutir el programa", ha dicho Felipe González sobre el acuerdo de Sánchez con Iglesias.


El ex presidente del gobierno Felipe González, líder histórico del PSOE, ha lanzado una dura reprimenda a Pedro Sánchez, que viniendo de quien viene tiene que haber hecho temblar los cimientos del PSOE.

Felipe González ha sido muy duro con el pacto alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos. No entiende que se hayan repartido primero los cargos del Gobierno antes de hablar del programa que va a marcar la próxima legislatura.


Felipe reniega de Sánchez: "Tengo un sentimiento de orfandad política"

El mítico líder socialista ha sido especialmente cruel con su 'heredero' Pedro Sánchez al afirmar que ahora mismo tiene un sentimiento de "orfandad" representativa. O lo que es lo mismo, no se siente representado por Sánchez ni por su PSOE, que tambi´èn es suyo.

Y ha argumentado su disgusto con Sánchez: "No me gusta que después de discutir tantas veces que lo primero que hay que hacer es ponerse de acuerdo en el programa, con las cosas más elementales, lo primero que sepamos es cómo se reparten los cargos, eso no me gusta, me parece que la casa se construye desde abajo, me parece que no se construye por el tejado". Y ha puesto un ejemplo:  es "como darle un cargo a Juanito y así Juanito critica menos", pero "hay que tomarse en serio y de verdad cuáles son los parámetros por los que España estará en condiciones de asumir su papel y su crisis constitucional antes de que se convierta en una crisis de Estado".


"Los partidos constitucionalistas tienen que serlo de verdad"

González ha hecho un llamamiento a frenar los caprichos del independentismo recurriendo a la Constitución y de paso ha lanzado un palo a Pablo Casado por entender que monopoliza el concepto de constitucionalismo: "quien sea que esté en el Gobierno, que defienda la Constitución Española frente a los que quieren romperla unilateralmente porque los partidos constitucionalistas tienen que ser constitucionalistas de verdad y no usarla como instrumento militante para descalificar al otro".

"Ahora veo que hay defensores de la Constitución que no creen en ella ni en una Constitución garantista, que es lo que nos da la superioridad moral frente a quienes quieren romperla, no cambiarla, sino romperla, las constituciones no se reforman ni se echan a la basura para hacer otra", ha dicho en una defensa encendida de la Constitución que se redactó en su época de protagonismo político.



También ha recordado que existe un Estatuto de Autonomías para decirle a quienes quieren romper el territorio de España, a los partidos independentistas, que "esto es lo que hay" y por eso "no ocurrirá" una ruptura en este país, ya que "no se trata de izquierdas o de derechas", sino que es "pura transversalidad".

Y ha lamentado la insolidaridad de unos en detrimento de otros porque las reglas de convivencia "en parte ya están rotas". Y ha avisado: "Si en el territorio de España hay parte que tienen unos derechos fuera del paquete de ciudadanía que no tienen el resto de españoles, nunca lo aceptaré, porque eso no es igualdad en el territorio", ha puntualizado.

Y a diferencia de lo que opina Sánchez, ha defendido que Cataluña no existe un problema territorial, sino "de convivencia" en donde "sólo son libres los que están en el independentismo" y los que no "son ciudadanos de segunda o disidentes como en Cuba que no tienen el mismo grado de libertad".

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario