Nadie se atreve a decirlo, pero es verdad: Guardiola es un perdedor

  • Deportes
  • 30-05-2021 | 09:05
  • Escribe: Francisco Rubio

Pep Guardiola volvió a dejar patente que es incapaz de ganar la Copa de Europa, donde juegan los 'mayores': solo gana Ligas a golpe de talonario




Pep Guardiola y su Manchester City cayeron ante el Chelsea en la final de la Liga de Campeones este sábado. A las puertas de la gloria, un nuevo fracaso para el catalán, que no gana la Copa de Europa desde que abandonó el Barça de Messi, Xavi e Iniesta y a pesar de haber invertido ingentes cantidades de dinero para conseguir el objetivo frustrado.

Desde que dejó al mejor Barcelona de la historia, en el que entrenó a una quinta de jugadores que gozó de grandes éxitos también sin él, Guardiola se ha dedicado a circular por algunos de los mejores clubes del viejo continente ganando muchas Ligas pero fracasando año tras año en Europa: con el Manchester City especialmente se ha dedicado a ganarlas a golpe de talonario (y aún se le han escapado algunas), mientras que con el Bayern el monopolio lo tenía garantizado.



El nuevo Madrid tendrá 10 caras nuevas, empezando por un galáctico

Guardiola es una gran mentira como entrenador, una mentira que se sustenta en el apoyo mediático inconsistente e incomprensible que recibe, fruto de su pasado en Barcelona. Incluso después de lo sucedido este sábado, sigue gozando de la bula mediática. Y luego hablaba de 'Central Lechera' para referirse al supuesto apoyo de la prensa deportiva de Madrid al Real Madrid y a Florentino Pérez.



¿Qué se habría dicho si Zidane, en una final de Champions con el Madrid, decide salir al campo sin centrocampista defensivo ni delantero centro? ¿Se imaginan que un entrenador madridista planteara una final como la que planteó Guardiola ante el Chelsea? Sin medio defensivo, sin '9' y a tocar y tocar el balón sin ninguna profundidad. Eso hizo Guardiola. Él, con su ataque de entrenador, y no el City, perdió la final de la Champions.

La prensa, con Guardiola

A pesar de todo, sorprende leer los titulares de la prensa deportiva y generalista de este domingo especialmente en nuestro país. En los diarios generalistas independentistas cuesta encontrar cualquier referencia a la final de la Liga de Campeones perdida por Guardiola, uno de sus principales referentes en el extranjero. En prensa deportiva catalana, por ejemplo Mundo Deportivo, ni se menciona a Guardiola en portada.



Pero no solo ahí: en la prensa madrileña también, donde Marca dedica apenas una pequeña franja de su portada a la final de la Champions. El acontecimiento futbolístico más importante del año no tiene cabida en portada. Nos imaginamos que si Guardiola la hubiera ganado, habría ido a toda página en portada. ¿Por qué se tiene tan buena estima hacia un personaje tan dañino para España? ¿Qué ha hecho para merecerlo aparte de perder y menospreciar sus orígenes?

En las redes sociales, más de lo mismo. Cuesta encontrar, especialmente entre el aficionado culé, alguna crítica al planteamiento de Guardiola. De hecho, algunos se han centrado en aplaudir el gesto de falsa humildad que tuvo Pep al recoger su medalla de subcampeón de Europa de manos de Ceferin, medalla que besó para que todo el mundo le viera e intentar desviar la atención.



Cataluña suspende al eurofugado Puigdemont: ni en su casa le quieren

Si algunos han picado, es su problema. Pero esa hipocresía y falsa humildad que ha mostrado siempre a muchos no nos engaña: Guardiola seguirá gastando millones mientras denuncia que lo hacen otros; seguirá diciendo que en España hay presos políticos; seguirá diciendo que Cataluña tiene que ser independiente; seguirá intentando hacer creer que es un buen tipo, amable, educado y humilde. Su derrota es poesía pura para todos los que no comulgan con ruedas de molino.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario