Nada es casualidad en Telecinco: lo de Raquel Sánchez Silva tampoco, y hay trapos muy sucios

  • Famosos
  • 05-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Eva Martín
Mediaset utiliza el caso de Raquel Sánchez Silva para vengarse de la periodista por una denuncia que esta presentó contra el grupo en Italia


Telecinco ha vuelto a sobrepasar los límites de la ética al iniciar una campaña de desprestigio contra Raquel Sánchez Silva, la viuda de Mario Biondo. Los padres de este acudieron al Deluxe después de una semana cebando esta entrevista en Sálvame, y dijeron auténticas barbaridades sobre la periodista sin tener ni una sola prueba más allá de sus conjeturas.

¿Qué es lo que ha llevado a Telecinco a comenzar esta campaña repentinamente después de muchos años guardando silencio sobre el caso Biondo? La venganza podría ser la clave, y es que Raquel Sánchez Silva está envuelta en un litigio contra Mediaset Italia precisamente por haber dado alas a las especulaciones sobre la muerte de su esposo en el año 2013.



Paz Padilla está más que harta y estalla contra María Patiño, furiosa como nunca antes

Sánchez Silva denunció a la familia de Biondo por su “campaña de acoso a través de las redes sociales” y señaló al grupo Mediaset como parte colaboradora. Todo ello a raíz de la emisión de un programa titulado ‘Mario Biondo, un suicidio inexplicable’ y que fue emitido en el canal Italia 1, propiedad de Mediaset, mediante una edición especial de ‘Le Iene’ (Las hienas).



Los abogados de Raquel Sánchez Silva denunciaron que se trataba de “un relato sensacionalista, lleno de mentiras y tergiversaciones”: “A lo largo de más de dos horas del programa se lleva a cabo una revisión tendenciosa y con el objetivo de propagar fundamentalmente dos ideas: que la muerte del señor Biondo no pudo ser un suicidio sino un asesinato y que Doña Raquel Sánchez Silva es sospechosa de dicha muerte”, expone la denuncia.

Mediaset, un grupo sin escrúpulos

En Telecinco ha quedado demostrado ya que Mediaset no tiene escrúpulos. Emprenden guerras contra todo aquel que puede estropearles el negocio y no tienen el menor reparo en destrozar a quien haga falta, si es necesario a base de mentiras y manipulaciones. Cada vez son más las víctimas de una cadena que manipula a la audiencia cuando le interesa para crear villanos donde no los hay. Ya hemos visto bastantes casos en los últimos tiempos.



A Raquel Sánchez Silva la están poniendo como la viuda negra, pero no existe ni una sola prueba que la señale como responsable de la muerte de su marido, aunque sus padres estén pagando con ella el dolor que sienten por la pérdida de su hijo. Si existieran pruebas, estarían en los juzgados y en ningún caso en un plató de televisión. Pero ya se sabe que en Sálvame son especialistas en los juicios públicos.

Ante la caída de audiencias, intentan buscar un caso con morbo que despierte el interés del público. Sin embargo, ya se habrán dado cuenta de que el caso Biondo no vende después de la pobre audiencia conseguida este sábado en relación con otras semanas.



La defensora 'fake' del feminismo, Carlota Corredera, llevó al límite a Kiko Matamoros: al borde de la agresión

La gente no tiene ganas de ver a cuatro pelagatos indocumentados hablando sobre un caso en el que está quedando patente la inquina, el odio y el rencor contra Raquel Sánchez Silva con comentarios que no se deberían consentir en un plató de televisión. Mediaset destruye vidas casi cada día y ahora se han propuesto volver a amargársela a una mujer que lo único que está demostrado es que decidió no irse a la tumba con su marido.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario