Muere el tetrapléjico que se comió una babosa

  • Sucesos
  • 07-11-2018 | 05:11
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Debido a una apuesta, el joven se comió una babosa que le causó una infección cerebral.


El joven australiano de 28 años Sam Ballard, que quedó tetrapléjico tras comerse una babosa, falleció la semana pasada después de estar ocho años enfermo.

En 2010, Ballard era una promesa del rugby y llevaba una vida normal hasta que una noche, tomando unas copas, le propusieron un desafío que lo cambió todo.

Sam Ballard se comió una babosa aquella noche y, pocos días después, enfermó. Los análisis médicos posteriores desvelaron que el molusco era portador del parásito 'Angiostrongylus cantonensis'.

Dicho parásito causa una enfermedad llamada 'meningoencefalitis eosinofílica'. Los síntomas son dolor de cabeza intenso, náuseas, vómitos, convulsiones y otros trastornos neurológicos.

La enfermedad, por lo general, tiene cura pero Sam Ballard sufrió una infección cerebral y quedó tetrapléjico tras permanecer 420 días en coma.

Ocho años después de comerse la babosa y de caer enfermo, Sam Ballard ha fallecido. Durante sus últimos meses, el joven australiano sufría convulsiones y su temperatura corporal subía sin previo aviso.

Sus amigos captaron fondos para Sam Ballard

Cuando Sam Ballard salió del hospital tras 420 días en coma, sus amigos crearon un grupo de apoyo llamado Equipo Ballard, destinado a recaudar fondos para los gastos y cuidados médicos que iba a necesitar.

Durante los últimos años, los problemas de salud de Sam Ballard se multiplicaron hasta que, el pasado fin de semana, se confirmó su muerte.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario