Motín a bordo en Ryanair

  • Sucesos
  • 05-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Guillermo Vives

200 pasajeros españoles quedaron atrapados durante 11 horas en la aeronave sin agua ni comida, con alguna embarazada y varios ataques de ansiedad.


Casi 200 pasajeros españoles han vivido una auténtica pesadilla a bordo de un avión de la compañía Ryanair en el aeropuerto de Praga, en donde estuvieron retenidos durante seis horas el pasado domingo.

Oficalmente, la nieve fue la causa de las seis horas que inicialmente los pasajeros debieron permanecer en el avión ante la cancelación de su vuelo FR2767, lo que generó una situación de indignación e incluso de pánico entre ellos, con algún cuadro de crisis de ansiedad.


La tripulación no entendía el castellano

“No pueden darnos de comer y llevamos aquí muchas horas de retraso. Nadie nos da respuesta y dentro del avión hay ya una persona muy nerviosa”, explicaba uno de los pasajeros,  Argimiro Pérez. Mientras los pasajeros colgaban vídeos en las redes sociales para externalizar la indignación que estaban viviendo. "Ya hay gente muy nerviosa gritando a la tripulación que no entiende el castellano y han abierto las puertas del avión por ataques de ansiedad”.

La compañía ha admitido que "los viajeros se han gestionado ellos mismos el hotel para pasar la noche", hartos de permanecer encerrados en el avión sin posibilidad de despegar rumbo a España. "Han sido muchos los vuelos cancelados y no tenemos capacidad de encontrar alojamiento para los pasajeros", manifestó un representante de la empresa porque "los hoteles en Praga están llenos".


Sin embargo, el tráfico en el aeropuerto internacional Vaclav Havel de Praga en ningún momento se "interrumpió totalmente", aunque "muchísimos vuelos han sufrido retrasos y algunos se han cancelado". El FR2767 de Ryanair era uno de ellos. ¿Por qué? Según el capitán del aparato porque no podían descongelar correctamente las alas del aparato. Esta es la versión que relató uno de lso pasajeros a La Sexta.

"Estamos secuestrados en el avión"

"Estamos secuestrados en un avión", afirmaba una de las pasajeras después de permanecer en su asiento durante más de seis horas de espera sin agua y sin comida, mientras se sucedian los ataques de ansiedad.



Después de pasar la noche en Praga, muchos de ellos en los bancos del aeropuerto, ayer volvieron a ser embarcados y volvieron a producirse las demoras, en este caso de dos horas, lo que provocó un motín entre el pasaje contra la tripulación. "Hay que bajarse de aquí, este avión no está bien", pudo oirse en plena discusión entre ambas partes. 

Los afectados denuncian el abandono sufrido por parte de Ryanair, que les mantuvo horas y horas sin información y con una sensación térmica de menos 10 grados. En total, once horas atrapados.

“Llevamos en el aeropuerto desde las 7 de la mañana. Deberíamos haber despegado a las 9.35 horas. Nos han avisado que se retrasaba por el clima, pero veíamos cómo despegaban aviones de otras compañías”, explicaba Álvaro Blanco. A las 8 de la tarde del domingo seguían en el avión.

Recientemente pasajeros de United Airlines vivieron una situación similar cuando un avión tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en un pequeño aeropuerto de Canadá y la aeronave no pudo volver a despegar ya que tuvo problemas técnicos con una puerta. Los pasajeros permanecieron atrapados 19 horas hasta que United envió otro avión a Canadá, según relata Preferente.com.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario