Morata deja tirado al Barça (y sabemos por qué ha sido)

  • Deportes
  • 17-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Morata ha dicho "no" al Barça porque no estaba dispuesto a calentar banquillo mientras Suárez y Messi se reparten los goles. Además, el Barça lo quería como cedido hasta el verano.


Álvaro Morata ha decidido romper las negociaciones sobre su fichaje por el FC Barcelona y centrarse en su vuelta a España para jugar en el Atlético de Madrid cuando parece confirmarse el fichaje de Gonzalo Higuaín por el Chelsea, lo que le coloca ante la puerta de salida en Stamford Bridge.

Tiene ofertas de Barça y Atlético de Madrid

Alvaro Morata quiere volver a España. Su experiencia en el Chelsea no ha resultado todo lo feliz que él esperaba y el hecho de que Sarri, su entrenador, haya pedido el fichaje de Gonzalo Higuaín, a quien ya tuvo a sus órdenes en el Nápoles, agilizan su salida del club, ya que además cuenta con dos ofertas para regresar a España: FC Barcelona y Atlético de Madrid.

Las negociaciones con ambos equipos han avanzado de forma paralela. La oferta económica del Barça era superior, pero en el Atlético Morata ha encontrado la confianza en su juego que esperaba y que ha perdido en Londres. 

En el Barça van desesperados por el fichaje de un nueve tras la salida este verano de Alcácer y este invierno de Munir. Ernesto Valverde sólo cuenta con un delantero centro nato en su plantilla, Luis Suárez, y esa es la única plaza que no tiene doblada porque en la cantera tampoco existe en este momento un nueve de garantías que pueda suplir al uruguayo en caso de lesión. 

Por qué Morata ha dicho "no" al Barça

El Atlético, en cambio, dispone de Diego Costa en su posición. En el Barça le recibirían con los brazos abiertos y en el Atlético también, aunque su llegada implicaría de forma automática la salida de Diego Costa del equipo colchonero.

Morata se ha decantado por el Atlético porque después de abandonar el Real Madrid molesto por la falta de minutos y encontrarse ahora en una situación similar en el Chelsea, lo que menos desea ahora es proseguir con esa misma situación calentando banquillo en el Camp Nou mientras Luis Suárez se reparte los goles con Leo Messi. Morata intentó que el técnico azulgrana le ofreciera alguna garantía de un mínimo de minutos, pero Valverde no se la quiso dar y el ex madridista ha optado por descartar al Barça. 

Por otro lado, el precio de la operación, alrededor de 50 millones de euros, también producía respeto en los despachos del Barça, en donde eran más partidarios de negociar una cesión hasta final de temporada... a ver qué pasa. Morata ha valorado esta actitud como una falta de formalidad respeto y una muestra clara de que dudan de su valía si necesitan ponerle a prueba. Y ahora proseguirá las negociaciones con el Atlético, en donde sí le quieren en propiedad y para ser protagonista en sus partidos.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario