Monedero justifica su ostentación en plena crisis: "Comeré donde me dé la gana"

  • Política
  • 22-09-2020 | 08:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Juan Carlos Monedero le dice a Joaquín Prat que "cuatro fascistas no me van a decir a mí dónde tengo que comer", refiriéndose a su pillada en el caro y exclusivo Zalacaín del barrio de Salamanca


Juan Carlos Monedero igual participa en las concentraciones que tuvieron lugar en Madrid contra el gobierno de la Comunidad que disfruta de una opípara comida en uno de los restaurantes más pijos y caros del barrio de Salamanca madrileño, el Zalacaín.

Juan Carlos Monedero no sabe dónde meterse al hacerse pública su 'relación' con el Rey Emérito


La izquierda comunista autodenominada "civilizada" funciona así, dando vida a constantes contradicciones y paradojas. Por un lado se patean la calle para protestar contra un gobierno de derechas y por otra reponen fuerzas para seguir en la lucha deleitándose con los manjares de los restaurantes más exclusivos sólo al alcance de los más poderosos. 

"Me invitó un periodista"

Un cliente, sorprendido de ver a Monedero en un escenario tan extraño, captó una imagen del ilustre comensal y la distribuyó por las redes causando el lógico sonrojo en el político izquierdoso.


Y a Monedero le ha faltado tiempo para defenderse dejando a salvo su honra. O eso cree él. Eligió el programa de Joaquín Prat para explicar su versión: 

"No se debe mentir. La foto es del viernes pasado, y fui invitado por un periodista. Y quién te invita y paga elige donde vas". Queda claro que lo importante para Monedero era aportar luz a la fecha de la comida: "no fue el domingo después de la manifestación". Y asunto resuelto. No fue después de la manifestación. Fue antes. Por tanto, su conciencia queda así  tranquila. 



El macarra podemita Monedero acosa a una reportera de 'Cuatro al día' y Joaquín Prat estalla contra él: "¡¡No te lo voy a permitir!!"

Y se mostró contrario a que a la gente de izquierdas se les niegue la posibilidad de disfrutar de los manjares de los restaurantes más caros y exclusivos: "¡Qué ridiculez de argumento es ese! ¿Cómo es eso que la gente que lucha contra las desigualdades no puede tomarse un buen ron o que no puede gustarle más el jamón de jabugo que el chóped?".

"Comeré donde me dé la gana"

Monedero se defendió así ante Joaquín Prat:  "O sea, que si te comes un maravilloso bocata de calamares en el 'Brillante' de Atocha resulta que eres un perroflauta y un tirado, y si un día vas a un restaurante del Barrio de Salamanca eres un incoherente".

Un exaltado Monedero salta a la yugular de Cristina Cifuentes al escuchar la verdad sobre EH Bildu y ETA. ¡¡No se puede ser más tonto!!

Y sacó a relucir su habitual victimismo:  "aquí hay un problema de fondo. Parece que a la derecha le gusta vernos solo en los comedores sociales y les molesta también que seamos profesores de universidad y que gobernemos".

Tampoco le gustaron los titulares de prensa: "¿Pillado? ¿Cazado? ¿Qué pasa, que yo estaba escondido?". Y lanzó un aviso a sus detractores: "¿Que cuatro fascistas me van a decir a mí dónde tengo que ir a comer? Lo llevan claro. Comeré donde me dé la gana, en algunos sitios, eso sí, con mayor tranquilidad. Si esa gente cree que nos van a decir en España donde podemos ir... lo llevan claro".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario