Moncloa se desinfla con los indultos: "no hay garantía de éxito"

  • Política
  • 25-06-2021 | 11:06
  • Escribe: Redacción

El PSOE reconoce el desgaste político que produciría en el partido el fracaso de los indultos, ahora en manos de los republicanos independentistas.




El Gobierno de España aprobaba este martes una de las medidas más ambiciosas propuesta por el Ejecutivo desde el comienzo de su mandato: los indultos a los líderes independentistas del procés, que apenas 24 horas más tarde, salían de prisión.

Una medida de gracia que ha sido una apuesta personal de Pedro Sánchez como medida para solventar el "coflicto político" entre su Ejecutivo y la Generalitat de Cataluña, asegurándose desde el Gobierno de España que la negociación y el diálogo son la única vía para acabar con el desafío secesionista catalán. 



Un desafío que reunía fuerzas este mismo miércoles, ya que los propios excarcelados, a los pocos minutos de recobrar la libertad, aseguraban que el conflicto no acabaría tan fácilmentee, y que la única vía de entendimiento posible debe pasar obligatoriamente por un referéndum acordado.

Sanidad vuelve a llegar tarde: no hay 'plan ' en España contra la variante india del coronavirus



Palabras que han hecho que, tres días después de aprobar los indultos, fuentes de Moncloa reconozcan que "no hay garantía de éxito" en las negociaciones con los independentistas.

"Es el momento propicio" aseguran fuentes cercanas a Sánchez al diario La Razón, confesando que la medida de gracia otorgada "no va a resolver lo que está pasando en Cataluña".



El PSOE depende de la decisión de ERC

"El Gobierno ha dado un paso, ahora les toca a ellos" aseguran desde Moncloa, donde reconocen que el PSOE está haciendo un gran esfuerzo, y sometiéndose a la formación a un gran desgaste político, al ofrecer estos indultos a pesar del rechazo del Tribunal Supremo, los partidos de la oposición y la opinión pública española.

Las promesas incumplidas del PSOE: el indulto es la punta del iceberg



Un esfuerzo cuyo resultado depende única y exclusivamente, a estas alturas, de las fuerzas independentistas: "No nos queda más remedio que confiar" afirman con resignación las fuentes gubernamentales consultadas.

Una actitud que dista mucho de la defendida por Sánchez hace apenas una semana, convencido de conseguir con los indultos una gran solución para Cataluña, y que demuestra que las primeras horas en libertad de los presos independentistas sólo han debilitado al Estado, y fortalecido a los secesionistas radicales, que ven que los delitos cometidos son perdonados a cambio de un puñado de votos en las Cortes.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario