Mindfulness: ¿es realmente beneficioso para la salud?

  • Enciclopedia
  • 14-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
Muchos expertos en Medicina llevan años intentando responder esta pregunta


Una de las últimas tendencias de nuestros tiempos es el 'mindfulness', un conjunto de técnicas que supuestamente pueden ser beneficiosas para la salud a través de la meditación y la atención absoluta de lo que sucede alrededor de una persona, sin agobiarse ni verse sobrepasado por los problemas que pueda llegar a tener en su vida.

Sin embargo, la nula base científica de estas afirmaciones ha provocado que el 'mindfulness' haya estado en entredicho durante mucho tiempo por una amplia horquilla de la comunidad médica y científica. Así, se han realizado incontables estudios con el objetivo de demostrar si realmente las técnicas del 'mindfulness' tienen los beneficios que anuncian constantemente en sus proclamas.



Los principales reclamos de los expertos en Medicina respecto del 'mindfulness' son la protección del envejecimiento y el estrés, la mejora de los patrones de sueño y el significativo impacto en el bienestar. Muchos estudios han intentado conectar la meditación y atención plena al entorno de un individuo con estos supuestos beneficiosos efectos en la salud física y mental de las personas con resultados disparejos.

Los estudios realizados por profesionales y expertos de diferentes ramas médicas concuerdan en el que el 'mindfulness' puede ser beneficioso en la protección del envejecimiento y el estrés, especialmente en evitar la reducción de la materia cerebral, las regiones que se encargan de gestionar el control muscular y la percepción sensorial. Así, los preceptos de meditación, tranquilidad y atención absoluta de esta tendencia podrían ser beneficiosos en la ralentización del proceso de envejecimiento del cuerpo humano, potenciando al mismo tiempo la atención, la respuesta rápida del cerebro y paliando en cierta medida el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.



El insomnio es otro de los males que el 'mindfulness' asegura erradicar. Sin embargo, esta afirmación no es del todo cierta. Diferentes escuelas médicas especializadas en el sueño humano han llevado a cabo intensos estudios sobre sujetos que padecían graves patologías de insomnio. La práctica del 'mindfulness', con su meditación y concentración y atención total, provocó un alivio en estos brutales casos de insomnio y falta de capacidad para conciliar el sueño, reduciendo significativamente los efectos negativos de esta patología del sueño pero sin eliminarlos completamente.

Muchos de los detractores del 'mindfulness' consideran que estas técnicas no tienen un impacto directo en la salud física como sí lo pueden tener los analgésicos o los corticoides en caso de una reacción alérgica. Nuevamente, con el objetivo de demostrar la veracidad de estas afirmaciones, los expertos en Medicina han logrado extraer una conclusión a lo largo de todos los estudios que han realizado durante estos últimos años: el 'mindfulness' no tiene un impacto directo en la salud física, pero sus técnicas de meditación y atención completa sí lo tienen en la salud mental ayudando a reducir en gran medida el estrés y evitando la aparición de la depresión.



Sin embargo, al mismo tiempo que resaltan sus beneficios, también hacen lo mismo con sus posibles efectos negativos. Los expertos en Medicina alertan a la población: que sea beneficioso para la salud mental no implica que el 'mindfulness' sea un sustitutivo directo para otros tratamientos homologados y avalados por la comunidad científica, especialmente en el campo de la salud mental. 

No existen pruebas claras de que el 'mindfulness' impacte positivamente en la salud física, pero sí puede reducir o mejorar ciertas condiciones, positivas o negativas, ya existentes en la mente y el cerebro de los humanos, al mismo tiempo que potencia su concentración y reduce los riesgos de desarrollar alguna patología o enfermedad mental. Sin embargo, el principal aviso de la comunidad científica insta a los pacientes de todo el mundo a acudir a profesionales consolidados y a no usar estas técnicas 'mindfulness' como alternativas para tratamientos ya establecidos y aprobados por las organizaciones mundiales de Medicina y Ciencia.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario