Millones de euros por el desagüe: Belén Esteban esconde el episodio más oscuro de su vida

  • Famosos
  • 06-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Laura Abad
La princesa del pueblo podría imitar el ejemplo de Kiko Rivera, que se ha sincerado sobre su adicción con Jesús Calleja.


Belén Esteban se ha convertido, con los años, en una de las personas más carismáticas e influyentes de Telecinco; y es que la princesa del pueblo no sólo ha conseguido su 'título real' ante la audiencia del corazón, sino que también se ha convertido en la reina indiscutible de la polémica en Sálvame y otros formatos.

Polémica que va desde sus broncas con los compañeros hasta la política, tal y como se pudo comprobar el año pasado cuando, a raíz de la pandemia del coronavirus y el confinamiento, Belén Esteban protagonizó una monumental bronca con uno de sus mejores amigos en la pequeña pantalla, Jorge Javier Vázquez, de la cual su amistad aún no se ha recuperado.



Peor que una infidelidad: Kiko Rivera ha humillado como nunca a su mujer, Irene Rosales

Sin embargo, hay un tema del que Belén Esteban, a pesar de los muchos años que lleva en televisión, no ha hablado nunca, a pesar del dinero que podría estar dispuesta la cadena a pagarle si lo hiciera: su adicción a las drogas.



Y es que, a pesar de que ahora la colaboradora presuma de ser una nueva emprendedora,  con su marca 'sabores de la Esteban', así como una madre ejemplar... no hace mucho tiempo que la princesa del pueblo sufrió una dura adicción a este tipo de sustancias, aunque nunca ha explicado a cuáles ni durante cuanto tiempo.

Kiko Rivera, un ejemplo a seguir

Un tema en el que Belén Esteban podria encontrar un ejemplo a seguir en Kiko Rivera quien, durante su viaje a Nepal con Jesús Calleja, ha acabado confesando su gran adicción a las drogas, especialmente a la cocaína: "He sido drogadicto, a día de hoy estoy bien, aunque tengo el demonio en el hombro. Empecé a consumir con 17 o 18 años y he llegado hasta los 4 y 5 gramos al día".



Carlota Corredera vaticina el adiós a Sálvame tras la segunda docuserie 

Una adicción que se hizo fuerte cuando el joven Kiko comenzó a ganar dinero fácil, que se gastaba en vicios y fiesta, llegando a arruinarse hasta en dos ocasiones: "alrededor de cuatro millones" reconoce haber gastado el hijo de Isabel Pantoja durante sus años de descontrol.



Una cantidad que podría ser parecida a la gastada por Belén Esteban en su época más oscura, de la que no quiere hablar, ya sea por vergüenza, miedo a recaer, o miedo a dejar de ser un ejemplo a seguir para su hija Andrea,

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario