“Mezquino y miserable”: A Rosa María Mateo se le va la olla

  • Política
  • 31-10-2018 | 08:10
  • Escribe: Redacción

Rosa María Mateo perdió los papeles y no pudo soportar las acusaciones del PP durante el Control Parlamentario de RTVE




La guerra abierta entre Rosa María Mateo, la administradora única de RTVE, y la cúpula del PP es total. Tras semanas de acusaciones y fuego cruzado, el martes en la comisión mixta de Control Parlamentario de RTVE se ha alcanzado el punto máximo de la confrontación. 

Senadores y Diputados del PP propusieron a Mateo abadonar su cargo, porque "no puede seguir gestionando de forma honorable" RTVE, donde se está produciendo un "estrepitoso descalabro". 



Durante cuatro horas el enfrentamiento verbal iba subiendo de tono y a la administradora se le ha acusado de: cometer un presunto fraude fiscal, faltar a la verdad, creerse impune, sostenerse en la "débil muleta del Gobierno", ser protagonista de un inexcusable y grosero silencio y de desprecio al control democrático.

Ramón Moreno, portavoz del PP, ha sido el que ha encendido la mecha definitivamente tras recalcar que todas esas acusaciones forman "Un listón verdaderamente lamentable". Tras ello, le ha querido preguntar acerca de la sociedad patrimonial de la que es accionista desde 1993 y que habría utilizado para evadir impuestos y donde también habría incluído al hijo de Mateo.



El ataque de Mateo y las reacciones de los partidos

Fue precisamente la mención a su hijo lo que encendió a la periodista, que se dirigió a Moreno diciéndole: "Es usted muy mezquino y muy miserable (...) por sacar a mi hijo a relucir". 

Jordi Roca, presidente de la comisión, tuvo que intervenir para rebajar la tensión: "Le quitaré la palabra a cualquier persona que intervenga faltando al respeto. Mantengamos el debate en el nivel político", sentenció. 



"Entienda usted que una madre se moleste mucho cuando nombran a sus hijos. Yo creo que nombrar a los hijos es algo que no se debe hacer nunca", se defendió la acusada, aunque desde el PP le han advertido que corrigiese esas palabras y "comparezca con sosiego". 

También tiró de ironía tras esas acusaciones por presuntamente evadir impuestos y dijo que "Pueden mandar a la Guardia Civil para que me lleven detenida". Mateo siguió defendiéndose y quiso zanjar el asunto: "Me están insultando, me están difamando constantemente a través de medios de comunicación y redes sociales", mientras pedía a los populares que dejasen "de lanzar toda su artillería contra la televisión pública". 



El resto de grupos políticos ha lanzado el apoyo hacía sus intereses. Unidos Podemos, en palabras de la portavoz Noelia Vera, ha remarcado que "Esta comisión debería bajar el tono, los insultos, y analizar y debatir las cosas con un poco de madurez". 

Mientras que el portavoz socialista, José Miguel Camacho, ha asegurado que la actitud del PP "va evidentemente contra el Gobierno socialista y contra todos los grupos parlamentarios que apoyaron la moción de censura". "Están rabiosos porque han perdido su instrumento", ha sentenciado.

Por su parte, desde CiudadanosGuillermo Díaz ha pedido a Mateo que evite juicios de valor sobre la legitimidad de los representantes políticos y que omita expresiones como "teatrillo" que desprestigian a este órgano, a la política, a la propia periodista y a RTVE.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario