Messi reventó al ver el nivel de su Barça en casa ante el Eibar

  • Deportes
  • 30-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Lucas García

Messi, tras sus vacaciones, fue al Camp Nou para ver el Barça-Eibar y al terminar el partido lanzó un gesto de deprecio por lo ocurrido.


Leo Messi dejó su futuro abierto, en la entrevista de Jordi Évole, aunque dio a entender que está harto de su situación en el Barça. No es para menos, el equipo no levanta cabeza y el argentino no se corta en mostrar su amargura por lo que se ve en el terreno de juego.

Messi se tomó varios días de vacaciones, de más, con permiso de Ronald Koeman. El ‘10’ llegó a Barcelona esta semana y tuvo que ver el Barça-Eibar desde la grada. Un nuevo pinchazo culé (1-1) que desmonta la teoría de que irán a por LaLiga.


El FC Barcelona hace un partido bueno y tres malos. Sin regularidad, con Koeman empezando a ser discutido, el equipo no va a ningún sitio. Messi volvió a estar en el foco viéndolo desde la grada y dejando una imagen que ha rellenado todos los posts partidos.

Eso sucedió cuando el árbitro pitó el final y Messi se levantó, con las manos en los bolsillos, negando con la cabeza y mostrando signos de desprecio hacia sus compañeros. Las cámaras, lógicamente, estuvieron más pendientes del argentino que del propio pitido final del colegiado.


El Real Madrid ya conoce el precio de Paul Pogba para el verano de 2021

Messi no estaba lesionado

El Barça alegó que Messi está lesionado y esa fue la excusa para que pudiese permanecer en Argentina y se perdiese el duelo frente al conjunto armero.



Messi, sin embargo, ya está de vuelta y ha demostrado que lo de tener un par de días más de vacaciones solo fue un capricho. Un capricho que el Barça ha vuelto a pagar caro perdiendo puntos ante el Eibar en el Camp Nou y dejándose, de nuevo, las opciones para reengancharse al título liguero.

Neymar empuja a Mbappé a los brazos del Real Madrid

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario