Messi pierde sus privilegios en el Barça y la confianza con Guardiola

  • Deportes
  • 10-09-2020 | 20:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Messi descansará cuando lo decida el entrenador y no descarta seguir en el Barça ante lo que él considera una traición de Pep Guardiola


A no ser que la moción de censura eche a Bartomeu del club y que los nuevos aires que aterricen en el Barça, con Xavi incluído, le convenzan más, Messi decidió la semana pasada abandonar el Barça, de ahí que se haya quedado frío ante los avisos de Koeman. Tan frío como le dejó Pep Guardiola dejándole tirado. Nada será igual para Messi en el Barça y en su relación con Guardiola.

La conversación de Messi con Koeman

Messi y Koeman han hablado largo y tendido. Su conversación no ha sido muy diferente a la que años atrás sostuvo con Luis Enrique, cuando éste le dijo que el líder del vestuario iba a ser él y nadie más. Messi se encargó de poner las cosas en su sitio en apenas unos meses. Él en su lugar y el entrenador en el suyo.


Se repite la historia de Ronaldinho: Echan a Luis Suárez porque es nocivo para Messi

Koeman, como todos los técnicos que llegan nuevos al Barça, le habló de principio de autoridad, de disciplina y de sometimiento al grupo. Y Messi escuchó sin responder. Eso ya lo había oído otras veces. Sucede que ahora le da igual lo que le diga Koeman. Incluso ha aceptado sin rechistar algo con lo que ningún entrenador se atrevió: el entrenador decidirá cuándo juega y cuándo no.


Koeman decidirá cuándo debe descansar Messi

Hasta ahora Messi jugaba siempre por real decreto. Para él no hay mejor entrenamiento que un partido y lo quería jugar todo. Y todos los entrenadores acabaron tragando para no predisponer a la estrella en su contra, aún sabiendo que corrían el riesgo de llegar a final de temporada con Messi fundido. Ahora, con Koeman, no jugará siempre. El holandés, y no él, decidirá cuándo debe descansar. Y lo ha aceptado como si tal cosa. 

Lo que Bartomeu oculta. Hubo oferta por Messi: 220 millones



Messi quiere hacer una temporada gloriosa y digna de su salida del Barça y para ello pondrá a disposición del club toda su profesionalidad, que es mucha. Pero las cosas serán de otra manera. Será simplemente uno más, cederá su liderazgo, no intentará imponer su opinión. Lo que diga el entrenador. La relación de Messi con el Barça se ha enfriado.

Messi no le perdona a Guardiola que le haya dejado tirado

Como se ha enfriado su relación con Pep Guardiola. Leo llamó a Guardiola para informarle sobre su intención de dejar el Barça. El técnico catalán le mostró su entusiasmo y le dijo que el City tiaría la casa por la ventana por él. Pero no fue así. Cuando Bartomeu se cruzó exigiendo los 700 millones de su cláusula, Messi se sintió solo y abandonado. El City se limitó a enviar una oferta de 200 millones. Y el PSG y el Inter, los otros dos clubes que habían contactado con él, no movieron ficha.

Podría replantearse su marcha

Y Messi se siente muy decepcionado. Con Pep, con el City, con el PSG y con el Inter. Tanto, que ha día de hoy la opción de seguir en el Barcelona no está descartada en su mente. A Messi le hubiera gustado que Guardiola y el City hubieran salido públicamente a luchar con él, que hubiera habido negociación, que hubieran subido su oferta. Pero le dejaron tirado. Y no se lo perdonará. No se trata de esperar un año a que los acontecimientos acaben de precipitarse porque, a los 33 años, uno más es mucho.

La continuidad de Messi en el Barça tiene un precio: 250 millones de euros

Messi no se ha sentido querido en el Barça, pero tampoco entre los clubes que mostraron su interés en ficharle. Y eso puede acercarle mucho más al Camp Nou... siempre y cuando el club cambie de arriba a abajo con nuevas personas. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario