Meritxell Serret, la exconsejera fugada, traiciona a Puigdemont y se entrega al Supremo

  • Política
  • 11-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Gonzalo Palacios

La política fugada ha vuelto a pisar suelo español y el juez Llarena la ha dejado en libertad tras citarla para prestar declaración




Meritxell Serret, que fue exconsejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña en el Govern de Carles Puigdemont, y que huyó junto a él a Bélgica cuando tuvo que responder ante la justicia por sus actos durante el Procés, se ha presentado hoy voluntariamente en el Tribunal Supremo para prestar declaración ante el juez instructor Pablo Llarena.

Era "embajadora" de la Generalitat en Bruselas

Serret, que había sido cesada como 'embajadora' de la Generalitat en Bruselas ante la UE sin tener ningún tipo de conocimientos del mundo de la diplomacia y cobrando 80.000 euros anuales, salió elegida recientemente diputada en el Parlament catalán por Lérida. 



Estuvo procesada en en el juicio del Procés ante el Tribunal Supremo por su posible implicación en la declaración unilateral de independencia de Cataluña, pero ella optó por fugarse con Puigdemont a Bélgica para evitar la acción de la justicia sobre sus actos. 

Hoy ha comparecido en Madrid para ponerse a disposición del Tribunal y regularizar su situación procesal de rebeldía. Y ha quedado en libertad una vez que el Magistrado Instructor la ha citado a declarar en fechas próximas.



Procesada por malversación y desobediencia

Sobre Meritxell Serret pesan cargos por los delitos de malversación de caudales públicos y desobediencia, aunque no se había cursado contra ella ninguna Orden Europea de Detención después de la sentencia del 14 de octubre de 2019. Pero sí existía una orden nacional de detención para tomarle declaración y continuar el procedimiento contra ella. La pena prevista para el delito de desobediencia es de multa e inhabilitación para empleo o cargo público de hasta dos años.

Con su entrega Meritxell Serrat desactiva la unidad que habían mantenido los políticos fugados del Procés, aunque se trata de un protagonista secundario en el desarrollo del Procés.



Ni siquiera fue procesada por el delito de rebelión, como Carles Mundó, Meritxell Borràs o Santi Villa, que pudieron quedarse en España. Los tres fueron condenados a inhabilitación y multa, pero no sufrieron pena de cárcel.

 



 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario