Mendes quiso colocar un fichaje de 60 millones en el Madrid el pasado verano

  • Deportes
  • 18-11-2021 | 21:11
  • Escribe: Francisco Rubio

El representante portugués intentó que el Madrid fichara a Fabinho antes de renovar con el Liverpool




El pasado verano, el futbolista brasileño Fabinho renovó su contrato con el Liverpool hasta el año 2026, cerrando la puerta a cualquier salida de Anfield de forma casi definitiva. Tiene 28 años y pasará los próximos cuatro en el club inglés, por lo que cualquier opción de volver al Madrid queda descartada. Pero no será porque Jorge Mendes no lo intentó...

El prestigioso representante portugués, propietario de la agencia Gestifute, intentó que Fabinho regresara al club que le trajo a Europa hace casi 10 años. El agente de Cristiano Ronaldo siempre ha tenido una excelente relación con Florentino Pérez, actualmente no tiene ningún jugador en el Madrid y quiso recuperar poder en el club blanco con la operación Fabinho.



La premonición de Florentino Pérez sobre el nuevo Bernabéu: lo que dijo hace 23 años ha ido a misa

Según ha podido saber DonDiario, Mendes le prometió al Real Madrid que por una cifra que oscilara entre 50 y 60 millones de euros podían sacarle de Anfield para que Fabinho regresara al Santiago Bernabéu. El brasileño, un fichaje de la era Mourinho, dejó buen sabor de boca en Chamartín y Florentino Pérez habría estado dispuesto a valorarlo en otras circunstancias.



No obstante, el Real Madrid declinó la propuesta de Mendes porque Fabinho no encajaba en la política de fichajes del club. Su contrato expiraba en 2023, por lo que todavía no estaba en ese periodo en el que se le podría haber fichado a bajo precio. Y además el Madrid estaba pendiente del caso Mbappé, por lo que a finales de julio rechazó definitivamente hacer cualquier tipo de tentativa por el centrocampista carioca. Solo unos días más tarde, Fabinho renovó con el Liverpool.

Habría sido un comodín excelente para Ancelotti

En el Real Madrid son conscientes de que Fabinho habría sido un grandísimo fichaje, pero las circunstancias no eran las más idóneas. El brasileño, que habitualmente juega como pivote defensivo, puede ocupar también varias posiciones más, como el centro de la defensa o el lateral derecho. Habría sido, sin lugar a dudas, un fichaje de muchos quilates.



Finalmente la operación no se pudo hacer y el Madrid ahora anda buscando un centrocampista defensivo que pueda darle tregua a Casemiro. Camavinga no está preparado para jugar en esa posición, Ancelotti no le ve tanto como pivote y el club es consciente de que hay carencias en esa zona del campo que conviene paliar lo antes posible.

El próximo verano, el Real Madrid tiene previstos varios fichajes de campanillas, algunos de ellos de jugadores en situaciones muy favorables. Es el caso de Mbappé o Pogba, que en 2022 acaban contrato y que pueden llegar con la carta de libertad. Fabinho, de no haber renovado, podría haber sido una opción muy a tener en cuenta este verano.



Mbappé alucinó con la lambretta de Vinicius: lo que le dijo llenó de orgullo al brasileño

Si no hubiera estampado su firma en un nuevo contrato, el próximo verano el Liverpool se habría visto casi obligado a venderle por una cantidad más baja de lo que dicta el mercado para un jugador de su calidad. Solo el PSG es capaz de rechazar una buena cifra por un futbolista que va a terminar su contrato, y en el club blanco creen que el centrocampista brasileño podría haber sido una opción muy interesante si Mendes no hubiera sido tan impaciente.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario