"¡Me pegó!" La última y dramática confesión de la mujer de Mainat

  • Famosos
  • 22-10-2020 | 18:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Ángela Dobrowolski defiende que ambos estaban "muy enamorados" a pesar de las actuales circunstancias.


Varias semanas después de que el empresario catalán denunciara que su mujer había intentado asesinarle, inyectándole una sobredosis de insulina, la implicada, Ángela Dobrowolski, ha decidido informar públicamente lo que, según su versión, sucedió aquella noche.

"Esa noche, Mainat se enteró de que yo había sido infiel, y de que todavía seguía la infidelidad" asegura la acusada "Se había abierto la caja de Pandora y no se podía negar".


¿Ha vendido Kiko Rivera a Isabel Pantoja para pagar sus deudas?

Algo que, entre otras cosas, provocó sus constantes visitas a la nevera aquella noche, grabadas por las cámaras de seguridad, en la que la alemana se quedó a dormir en la casa familiar, a pesar de estar en trámites de separación con el empresario catalán. 


"Sobre lo de ir tanto a la nevera" asegura la alemana "quien me conoce sabe que yo, de noche, puedo ir más de 13 veces a la nevera. Me cuesta mucho quedarme en casa, y fui a buscar chocolate; algo dulce,no azúcar blanco en sí mismo".

Y ahora, alterando por completo la versión de su marido, Ángela asegura que fue él quien fue violento con ella al salir del coma en el que se encontraba.



"Estaba desorientado y agresivo hacia mí. Me pegó. También acusó a los trabajadores del SEM de intentar asesinarlo" asegura, entre lágrimas, afirmando que su detención fue injustificada. "¿Cómo me pueden detener si en los análisis no hay insulina?" se lamenta.

¿Está Toño Sanchís detrás de la filtración de la hermana secreta de Belén Esteban?

"Enamorados" con un triste final

Un detalle de la 'puesta en escena' de la alemana al comienzo de su entrevista es su cambio de look, abandonando la peluca y el maquillaje... pero, lo que más destaca, es la incorporación en su vestimenta de un foulard azul.

El mismo que Josep María Mainat lució el día de su boda, en un claro gesto a su marido a través de la pequeña pantalla, recordando los buenos momentos vividos.

AR se enfada con Tom en directo: "¡Es un jeta!"

"No llego a asimilar que sea la misma persona con la que me casé. En esa época, él decía que me amaba, que era el amor de su vida, estábamos muy enamorados" asegura Dobrowolski.

Algo que ha cambiado hasta el punto de acusarla de asesinato. "Es frío, controlador, vengativo y abusivo" se lamenta ahora la alemana que confiesa que "los recuerdos son buenos", a pesar de que "la actualidad es mala".

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario