Mbappé 2021: Florentino se guarda un as en la manga para lograr el fichaje más deseado en un plazo máximo de dos años

  • Deportes
  • 08-09-2019 | 09:09
  • Escribe: Lucas García

Florentino se agarra a la Ley de “Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores de la FIFA" para fichar a Mbappé antes del 2021.


El sueño de Florentino Pérez y de todo el madridismo es Kylian Mbappé. El próximo verano se echará el resto para ficharle, ayudados por la voluntad del jugador, y el Real Madrid se acoge a una normativa escrita para conseguirlo. De no ser posible en 2020, en 2021 será el año definitivo para hacer madridista a Mbappé. (¡¡El Real Madrid tiene un aliado fundamental para lograr el fichaje de Mbappé!!)

Al Khelaïfi se prepara para la mayor venta de la historia del PSG. Lo tiene todo listo y sabe que en el próximo año será el definitivo para vender a Mbappé. El PSG asume que el jugador se quiere marchar del club y confía en darle la vuelta a la situación, Florentino se acoge a una norma de la FIFA para lograrlo.


La Norma del Estatuto y Transferencia, clave

Se ha hablado mucho (y se sigue diciendo) sobre la relación entre el PSG y el Real Madrid. Una relación muy cordial y que impide hacer movimientos en falso. Y también se habla mucho de que el Barça (tras hacer un ridículo espantoso) firmará a Neymar a través del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores de la FIFA. El Madrid también guarda esa bala

¿En qué consiste?

Un jugador como Mbappé, que quiere rescindir su contrato, sabe que esa regla se lo permite. Lo primero que hay que saber, en su caso, es si hay motivo justificado para hacerlo. En el caso de Mbappé y el Real Madrid simplemente, agarrándose a esa norma del Estatuto y la Transferencia de jugadores de la FIFA, el Real Madrid pagaría por Mbappé y si avisa 15 días después del último partido del PSG en la temporada, ni club ni jugador podrían ser sancionados.


Un Neymar con Mbappé

En otras palabras y desentendiéndonos de lo cordial, si el Real Madrid y Mbappé ejecutan esa norma, por la voluntad del futbolista, antes de acabar su contrato en 2021 terminará jugando en el club blanco. Sin sanciones al club y al jugador ya que es como una especie de cláusula de liberación. Algo muy parecido a lo que hizo el PSG pagando 222 millones de euros al Barça por Neymar y sin necesidad de tener mal rollo entre los clubes. Una fórmula de la FIFA para equiparar a los equipos y que no haya diferencias notables. El Madrid intentará negociar a final de temporada y si no es posible ya sabe que tiene un buen 'as' bajo la manga.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario