Marlaska vuelve a demostrar que no respeta a la Guardia Civil: lo de los tatuajes es el colmo

  • Política
  • 30-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Las asociaciones de la Benemérita cargan contra el "control" de su aspecto por parte del ministro de Interior socialista.




Fernando Grande-Marlaska se ha visto envuelto en la polémica constante debido a su mala relación con la Guardia Civil, uno de los cuerpos de seguridad del Estado que dependen de la cartera del socialista.

Así pues, si bien el ese del coronel de la Benemérita Diego Pérez de los Cobos sembró las dudas y el enfado dentro del cuerpo contra el ministro, la decisión del socialista de 'controlar' el aspecto físico de los agentes no ha hecho más que incendiar el enfado de la Benemérita contra el ministro de Interior.



Una 'obsesión' de Marlaska que comenzaba en septiembre de 2018, cuando el ministro desarrollaba una nueva norma jurídica que prohibia a los agentes, y a aquellos que pretendieran entrar en el cuerpo, llevar tatuajes visibles con el uniforme, obligándoles a eliminarlos en un plazo de tres meses. Borrador de la norma que, finalmente, Marlaska decidía retirar, a la espera de un consenso con el cuerpo.

Pablo Iglesias admite la corrupción: su patrimonio se multiplicó por 6 en 7 años



Sin embargo, el ministro socialista ha retomado esta idea a través de la última versión del Real Decreto que regula la uniformidad de la Guardia Civil, exigiéndose a los agentes que borren por completo sus tatuajes visibles en cabeza, cuello o manos, en un plazo de un año, independientemente del motivo que reflejen estos tatuajes.

Control absoluto en el aspecto de los agentes

Del mismo modo, el último borrador de la norma exige el control de "la longitud, color y peinado del cabello, la longitud y color de las uñas, el afeitado o el uso de la barba, bigote, perilla y patillas, el uso del maquillaje, y otros complementos y accesorios de imagen".



Un control que ha sido criticado por la Asociación Unificada de la Guardia Civil  (AUGC), que ya ha informado que llevará la cuestión ante el Tribunal Constitucional, de aprobarse definitivamente el decreto en Consejo de Ministros.

"Como si de una pesadilla se tratara" critica la Asociación en sus redes sociales "el ministro de Interior continúa con su política de inmovilismo y de ataque a los derechos y libertades públicas de los guardias civiles".



El PSOE propone un 'cordón sanitario' a Vox mientras pacta con los secesionistas 

Así pues, desde la Benemérita critican que esta nueva norma podría llegar a implicar riesgos para la salud de los agentes, así como un duro gasto dentro de sus economías privadas, denunciando que, en  muchos casos, estos tatuajes se han realizado durante tareas de infiltración en las bandas de narcotráfico o contra ETA.

Del mismo modo, desde la asociación de agentes, critican que el ministro esté más preocupado por los tatuajes o las uñas de los agentes, mientras que no es "capaz de atender los problemas principales que afectan a los agentes en cuanto a la conciliación laboral, productividad, equiparación salarial y medios materiales par desarrollar su trabajo".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario