Marlaska se saca de enmedio al general de la Guardia Civil que molesta al separatismo

  • Cataluña
  • 18-03-2021 | 13:03
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El general Garrido Roca fue el que pronunció un discurso que soliviantó al independentismo: "las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten en tan solo el rictus que disimula el odio"




Pedro Garrido Roca, general jefe de la Guardia Civil en Cataluña, ya está desactivado y fuera de circulación. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se lo ha sacado de encima dando satisfacción a los gobernantes independentistas catalanes que no toleraban su firme convicción de ciudadano español.

Garrido Roca ha pasado a la situacion de reserva y cesa como general de Brigada jefe de la Séptima Zona, con efectividad de 31 de marzo de 2021 "al cumplir los cuatro de años de permanencia en el empleo".



¿Por qué cayó en desgracia el general Garrido Roca?

El que ha sido responsable de la Guardia Civil en Cataluña cayó en desgracia para el gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez por sus discursos en defensa de las actuaciones policiales y judiciales contra el referéndum independentista del 1-O y contra los actos violentos organizados por los Comités de Defensa de la República (CDR). Desde el independentismo, los socios de Pedro Sánchez mostraron su incomodidad por tener en Cataluña a este tipo que no sintonizaba nada con ellos.

La Lista Negra: Estos son los periodistas que han esparcido la llama del odio en el Procés



Y los deseos de ERC, JxCat y la CUP son órdenes para Pedro Sánchez y su Gobierno. Asunto resuelto. Garrido Roca ha pasado a la posteridad por su brillante discurso pronunciado en octubre de 2019, dos años después del 1-O y poco antes de que se hiciera pública las sentencias contra los presos golpistas juzgados por el Tribunal Supremo. 

El discurso contó entre su audiencia con diversas autoridades catalanas y Garrido Roca no se cortó defendiendo el papel de las fuerzas de seguridad durante el 1-O, anunciando que la Guardia Civil combatiría sin tregua a los que aspiran a la independencia de Cataluña "siguiendo de una u otra manera la senda del terror". Y respondió con un "lo volveremos a hacer" a los que piensan en volver a hacerlo en Cataluña.



La frase más brillante de su discurso

El general añadió: "Enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten, con más facilidad de la que se podría pensar o desear, en tan solo el rictus que disimula el odio y la mezquindad capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento bajo la justificación de la defensa de una causa que la ley no contempla".

El separatismo rabia: "Venganza, juego sucio, escarmiento, insulto, vergüenza, amnistía, justicia carcomida, nacionalismo judicial..."



A Meritxell Budó, la consejera de presidencia de la Generalitat, se le pusieron los pelos de punta y se subió por las paredes al escuchar el discurso. Y le faltó tiempo para exigir a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el "cese inmediato" de Pedro Garrido. Entendía ella que su discurso había sido una "provocación".

Tanta fue la provocación que diversos representantes de la Generalitat presentes en el acto abandonaron el lugar a medida que Garrido Roca iba avanzando en su discurso. Se fueron muy ofendidos, seguramente porque ahí sólo ellos están legitimados para "volverlo a hacer".

Pueden respirar tranquilos. Su azote en la Guardia Civil, el general Garrido Roca, ya no les molestará más. ¿Desean algo más los señores?

Facebook Twitter

Deja tu Comentario