Marcelo le cierra la puerta en las narices a Reguilón: no se va del Real Madrid

  • Deportes
  • 04-02-2021 | 09:02
  • Escribe: Francisco Rubio

El futbolista brasileño es feliz en Madrid, más allá del fútbol, y no quiere abandonar el club blanco: pretende cumplir su contrato




La decisión del Real Madrid de prescindir de Marcelo poco o nada tiene que ver con la postura del futbolista brasileño, que está dispuesto a luchar hasta el último minuto para recuperar su rol de titular en el equipo blanco.

A sus 32 años, su rendimiento ha caído en picado de un tiempo a esta parte y en Concha Espina tienen intención de traspasarle a final de temporada, ya que su contrato acaba en junio de 2022 y es la penúltima oportunidad que habrá para conseguir sacar algo por su adiós (la última será en el mercado invernal del próximo año).



Florentino se cita con Ramos para hacerle la última oferta de renovación

No obstante, frente a la decisión del club de venderle está la actitud de Marcelo, que aunque ha bajado su rendimiento está esforzándose mucho para intentar seguir siendo competitivo y tener minutos en el equipo blanco. El brasileño ha contratado a un entrenador personal para ponerse a tono e intentar seguir disfrutando de su vida en Madrid más allá incluso de 2022.



Pero es que, además, el segundo capitán del equipo blanco se niega en redondo a aceptar ninguna oferta y dejar el Real Madrid. En la capital de España lo tiene todo, su familia está muy cómoda y a estas alturas Marcelo no quiere plantearse un adiós. De hecho, fuentes cercanas al brasileño no descartan una posible retirada del fútbol en activo con 34 años, cuando acabe su contrato con el club.

Cierra la puerta a Reguilón

Si Marcelo no cambia de opinión, cerraría la puerta en las narices al regreso de Sergio Reguilón, el futbolista que el Real Madrid quiere repescar para competir con Mendy por el lateral izquierdo.



El canterano se marchó al Tottenham en verano y con Mourinho está cuajando una gran temporada en Londres. Su nivel ya se vio en el Sevilla y anteriormente en el propio Madrid, donde Solari apostó por él por delante de Marcelo.

El Real Madrid tantea el fichaje de Klopp tras el adiós de Zidane



Ahora, el club blanco piensa en su regreso pero para ello necesitaría liberar el hueco que ocupa Marcelo. Si el brasileño rechaza salir, está en su derecho de hacerlo porque tiene contrato. Eso supondría un serio problema para la entidad, que también podría verse obligada a cargar con Gareth Bale, ahora cedido en los Spurs, durante su último año de contrato.

Marcelo es un madridista empedernido y quiere lo mejor para el club, pero todo futbolista debe anteponer antes sus derechos y deseos, y los de su familia, que el bien de la empresa para la que trabaja. En el Real Madrid lo entienden, pero intentarán que Marcelo comprenda a su vez que su nivel ya no es el adecuado para vestir la camiseta de la entidad más importante del mundo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario