Mala noticia: cuatro vacunados sufren la Parálisis de Bell

  • Sucesos
  • 10-12-2020 | 21:12
  • Escribe: Redacción

Siete de cada diez personas que la padecen se recuperan por completo, incluso sin tratamiento.


La vacuna contra el coronavirus parece estar cada vez más cerca, habiendo comenzado ya algunos países como Reino Unido, a vacunar a sus poblaciones, mientras que otros esperan la luz verde de los distintos organismos de salud. 

Sin embargo, el organismo regulador de los Estados Unidos ha notificado una mala noticia para todos aquellos que esperan, ansiosos, el deseado remedio contra el Covid-19: y es que cuatro personas voluntarias de la vacuna Pfizer han sufrido la parálisis de Bell.


Así pues, cuatro sanitarios norteamericanos han presentado temporalmente esta enfermedad, que sería el único efecto secundario de la vacuna detectado hasta la fecha.

"No hay una base clara sobre la cual concluir una relación causal en este momento" asegura el informe del organismo norteamericano; así pues, se desconoce si esta enfermedad ha surgido en estos cuatro individuos debido a la vacuna del Covid-19, o por otros efectos desconocidos.


Un ciberataque deja al descubierto los secretos de la vacuna de Pfizer

Algo que podrá conocerse próximamente, advirtiendo los técnicos que es necesario vigilar "los casos de parálisis de Bell con el despliegue de la vacuna en poblaciones más grandes", para conocer así la influencia del virus de Wuhan en esta enfermedad.



Por suerte, las cuatro personas afectadas recuperaron la normalidad entre los 10 y los 21 días después de comenzar a tener síntomas, algo que hicieron de forma dispar, en el tercer día después de la vacunación, a los nueve, los más tempranos, y en los días 37 y 48 respectivamente los dos últimos afectados.

Así es la Parálisis de Bell

La Parálisis de Bell es una enfermedad que aparece de forma repentina, y muy similar a un derrame cerebral. En la mayoría de los casos de los que se ha tenido conocimiento, los pacientes sienten que un lado de la cara se empieza a 'inclinar', mientras que los músculos se debilitan.

Aunque el motivo de desencadena esta parálisis aún es un misterio, se cree que la razón podría estar centrada en la hinchazón e inflamación de una zona de la cara, que comprimiría uno o varios nervios faciales.

Desaparece el misterioso monolito de Ayllón que tiene 'loco' a medio mundo

En los casos más graves, esta enfermedad puede actuar sobre ambos lados de la cara, incluso provocando pérdida de gusto, audición, o dolores de cabeza y mandíbula en el lado afectado.

Las investigaciones realizadas en este campo señalan que esta parálisis suele afectar anualmente a cerca de 5.000 personas, aunque 7 de cada 10 se recuperan por completo, con o sin tratamiento.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario