Madrid también arrebata a Barcelona la hegemonía gastronómica

  • Cataluña
  • 12-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios




"Un asesinato político". Es el título de un artículo publicado por Salvador Sostres en ABC en el que denuncia el vuelco que se ha producido en la gastronomía española, en la que Barcelona también ha perdido su capitalidad en favor de Madrid.

Las políticas contrapuestas del independentismo catalán y de Isabel Díaz Ayuso en Madrid han servido para que también en la parcela gastronómica de los grandes restaurantes y las estrellas Michelìn Madrid le gane la partida a Barcelona.

Si ahora la capital catalana podía presumir de ser la capital gastronómica de España por su elevado número de restaurantes de alto nivel con categoría de estrellas Michelín, la situación ha cambiado por las políticas restrictivas impuestas por la Generalitat que han perjudicado seriamente al sector hostelero.



La última gran pérdida la ha protagonizado el Grupo Iglesias, en el que estaba asociado Albert Adrià, hermano de Ferran Adrià. Llevan un año perdiendo dinero con los restaurantes cerrados por las restricciones sanitarias y han optado por echar el cierre. No podían servir cenas desde octubre y la situación ya era insostenible. Se trata de los restaurantes Tickets, con una estrella Michelin, Pakta y Hoja Santa, que se unen a los cierres de otros emporios gastronomicos de la ciudad condal como Senyor Parellada, Cal Pinxo o Can Soteras.

Salvador Sostres resume el tema con crudeza en ABC

"Tickets [restaurante señero barcelonés de los hermanos Iglesias]  ha sufrido un asesinato político por parte de la consejera de Sanidad, sra. Alba Vergés, de ERC, y del secretario de Salud Pública de la Generalitat, doctor Josep Maria Argimon, empleado de Laura Borràs, presidenta del Parlament i candidata convergente. Estas dos personas, por motivos políticos, han aniquilado los restaurantes de los hermanos Iglesias y Adrià: no solo Tickets sino también Hoja Santa, Bodega 1900, Pakta y Enigma. Además, estos dos señores, Vergés y Argimon, con su decisión estrictamente política de cerrar por la noche los restaurantes catalanes, han arruinado a los hermanos Borja, Pedro y Juan Carlos Iglesias, empujándoles a un concurso de acreedores por valor de 8 millones de euros. Tras más de 40 años de duro trabajo, la familia Iglesias ha sido llevada materialmente a la miseria por la decisión de dos cargos públicos que en su vida han gestionado una empresa (…)



Madrid, que no era antes del covid una capital que destacara por su alta gastronomía, es hoy la ciudad europea en que más restaurantes y de más nivel se están abriendo. Los grandes chefs del mundo quieren todos tener sede en Madrid. (…) Barcelona, que fue capital gastronómica del mundo, están en bancarrota. (…) en lo único que Barcelona despuntaba internacionalmente ha sido trágicamente amputada por los que con su rebuzno ruralizante la sumieron en la tristeza de su poca inteligencia y de su atraso (…) 

El independentismo, en nombre de la ‘internacionalización del conflicto, ha condenado  a Cataluña a la miseria aldeana, robándole el arte purísimo de los Adrià, y los que como él van a caer en los próximos meses y años, ahorcados por unos políticos nefastos, arrogantes y maliciosos, que han ido a por ellos y a por sus negocios. (…) 



Los catalanes tenemos lo que exactamente votamos hace un mes. Los madrileños también. (…) El soberano pueblo de Cataluña ha sido el que una vez más, como tantas veces a lo largo de su historia, se ha destruido y fulminado a sí mismo valiéndose de su derecho a decidir (…) 

Cada vez que intentéis culpar a España (…), yo estaré aquí para decir recordaros que sois unos cretinos, unos ignorantes, unos catetos ensimismados sin esperanza ni destino, y que nada se nos murió sino que lo matasteis, y que sois lo contrario de la libertad y de la vida, vosotros, sucios, despreciables asesinos”.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario