Los violentos CDR de la CUP tienen en jaque permanente a los Mossos

  • Cataluña
  • 03-10-2018 | 11:10
  • Escribe: Lucas García

Los Mossos D'Esquadra que tenían el día libre tuvieron que acudir al Parlament tras un mensaje de Whatsapp; menos seguridad que en un día de Champions en el Camp Nou.


El balance que dejó el 1-O en Barcelona fue paupérrimo. Los independentistas más radicales buscaron tomar el control del Parlament, a la fuerza, y la seguridad se vio desbordada.

¿Quién tuvo la culpa?

Los números de heridos y el cómputo total del daño para la imagen de Cataluña y los catalanes fue desastroso. El 1-O de 2018 pasará a la historia como el día que los propios independentistas buscaron destronar a su líder. Torra tuvo que usar la fuerza, aunque inicialmente estuvo acorralado.


Un Whatsapp a las 10 de la noche

De esta curiosa forma se informaron los Mossos d’Esquadra sobre todo lo que acontecía en Barcelona.

Los CDR habían dispersado a la policía y se disponían a forzar la cerradura del Parlament para atacar a Torra. Altos cargos de los Mossos, como explican en ABC, comentan lo siguiente: “Mira que llevábamos toda la semana advirtiendo de que no era un momento para librar”.


La realidad era que faltaban efectivos de los Mossos d’Esquadra, se vieron reforzados por el asalto al Parlament y tuvieron que multiplicarse para desvanecer el caos que se sembró en la Ciudad Condal.

Menos seguridad que en el Camp Nou

Las cifras de Mossos d’Esquadra presentes, antes del ataque de los CDR, no son exactas. Sin embargo, fueron inferiores a un partido normal de Champions League en el Camp Nou (Barça-PSV, por ejemplo). Un detalle que ha enfadado a los miembros superiores de la seguridad en Barcelona y que dará mucho que hablar ya que pudo terminar en una verdadera desgracia…



Facebook Twitter