Los tres candidatos que aspiran a apoderarse del imperio de Zeta

  • Medios
  • 19-09-2018 | 17:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Vocento, Prensa Ibérica y Jaume Roures, a título personal, se pelean por los restos del imperio Zeta que fundó Antonio Asensio.


Si Antonio Asensio, fundador del Grupo Zeta, levantara la cabeza, volvería a la tumba del disgusto que se llevaría viendo lo que ha quedado de su imperio puesto en manos de su hijo.

El Grupo Zeta, acuciado por las deudas, está en venta. Al menos lo que queda de él después de cierre de publicaciones emblemáticas como Tiempo o Interviú o de la venta de Editorial Bruguera. Al margen de un ramillete de revistas de dudosa rentabilidad, aún le quedan a Zeta los diarios El Periódico y Sport, los buques insignias venidos a menos por la crisis del papel y la recesión de la publicidad. El objetivo era limpiar la empresa de productos deficitarios para facilitar su venta, pero nadie se ha atrevido a dar el paso ante los negros nubarrones que plantean las previsiones sobre el futuro económico de la empresa. 

Los candidatos históricos a quedarse con el Grupo ZETA

La situación es dramática. Antonio Asensio Mosbah ya ha tenido que pedir varios créditos para hacer frente a sus necesidades de liquidez. Ha vendido la rotativa en donde se imprimían sus cabeceras y su gestión está directamente fiscalizada por La Caixa. Asi se entiende que en varias ocasiones el grupo ha estado muy cerca de su venta. Primero a Vocento, luego a Prensa Ibérica, que preside Javier Moll. Más tarde a José Manuel Lara, presidente de Planeta, que entró en el grupo a título personal antes de su muerte con un 20% del accionariado. Finalmente Jaume Roures mostró su interés por el diario Sport, pero con poca convicción.

Todos los intentos han resultados valdíos mientras las cabeceras mantienen su línea de ventas descendente y sufriendo las consecuencias de la crisis publicitaria. Los ERES y ERTES se han ido sucediendo, las plantillas han ido disminuyendo y la calidad de los productos se resiente. Es la pescadilla que se muerde la cola. El Periódico viene de prescindir de 130 empleados que se suman a la purga que el pasado año se realizó en Sport.

Vocento, Prensa Ibérica o Jaume Roures, presidente de Mediapro vuelven a ser los candidatos a heredar los restos del imperio de Antonio Asensio y salvarlos del naufragio. Pero Asensio Mosbah no está por la labor de vender todo el grupo en una misma operación y prefiere trocearlo sin perder presencia en el reparto accionarial. Y ahí es donde llegan las dificultades.

Una deuda de 100 millones que pesa como una losa

No hay que olvidar que Zeta tiene una deuda contraída con los bancos de 100 millones de euros, a devolver antes de 2025, lo que viene a ser una losa con demasiado peso en la mesa de negociaciones.

Mientras tanto El Periódico y Sport mantienen su caída constante de ventas y su descenso de facturación publicitaria. Los datos del diario Sport en 2017 hablan de sus dificultades para llegar a los 30.000 ejemplares de venta diaria. El Periódico, por su parte, se mueve por los mismos parámetros. Superando por muy poco los 30.000 ejemplares de venta diaria, un dato muy preocupante porque el coste de El Periódico es muy superior al del diario Sport.

A pesar de todo, muchos siguen viendo a El Periódico como un arma política muy importante frente a los diarios madrileños y La Vanguardia. El Periódico siempre se ha alineado con el PSC catalán y con el PSOE en España, lo que significa que el comprador puede aspirar a disponer de ayudas institucionales que podrían salvar la incertidumbre de su futuro.

El Periódico, Sport y el Grupo Zeta están en venta. Tres candidatos se disputan los mejores trozos del pastel en un otoño que se presenta caliente en Cataluña también en materia periodística.

 

 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario