Los trabajadores de Inditex sorprenden a Amancio Ortega por Navidad

  • Sucesos
  • 19-12-2020 | 06:12
  • Escribe: Blanca Torres

El empresario no ha podido contener la emoción ante el agradecimiento espontáneo de sus empleados de Arteixo.




Este 2020 ha sido un año muy complicado, tanto en la vida de los ciudadanos de todo el mundo, como en el sector económico, muy afectado por la pandemia del coronavirus.

Un año que ha sacado lo mejor y lo peor de cada uno de los ciudadanos y empresarios españoles, que han demostrado, por lo general, una generosidad y una capacidad de ayuda al prójimo que pocos habrían creído posible.



Amancio Ortega, al igual que otros empresarios del país, ha ofrecido su granito de arena para luchar contra esta terrible pandemia, no sólo ofreciendo sus aviones para transportar material sanitario desde China, sino fabricando a su vez material para los hospitales, de forma completamente gratuita y altruista, así como donando millones de euros a la causa.

Todo ello, sin olvidarse de sus empleados, a los que ha mantenido el empleo y sueldo durante la pandemia, evitando así miles de despidos, a pesar de la complicada situación de las ventas a nivel nacional e internacional.



Una niña de 11 años se arma de valor y rescata a un tiburón atrapado

"Vamos a salir de esta más fuertes y más unidos que nunca como empresa" aseguraba el día de antes Pablo Isla, presidente de la multinacional gallega.



Un gesto que demuestra el cariño que el empresario gallego tiene hacia aquellos que componen a la gigante textil, y que ha querido volver a tener con cada uno de sus empleados de Arteixo, A Coruña, donde, este jueves, todos los empleados se encontraban con un regalo en sus respectivos puestos de trabajo: un jersey rojo, y una mascarilla. Aquellos trabajadores que tienen hijos pequeños recibían, además, un detalle aparte para los pequeños de la casa.

Una sencilla manera de celebrar la Navidad que todos los empleados de la empresa decidía, de manera espontánea, devolver al creador de Inditex esa misma mañana.



Las lágrimas de Amancio Ortega

A primera hora de la tarde, el empresario gallego aparecía en las instalaciones de la compañía en Arteixo, siendo sorprendido por todos sus empleados en la zona de Zara, la más cercana al puesto de trabajo de Ortega.

Papá Noel lleva el coronavirus a una residencia y contagia a 75 ancianos

Al aparecer, todos sus empleados, vestidos con el jersey rojo y con la mascarilla reglamentaria, arrancaban en un espontáneo aplauso hacia el fundador de la compañía que, emocionado, no podía evitar las lágrimas, mientras se fundía en un abrazo con su hija, Marta Ortega, visiblemente emocionada.

Vítores y aplausos de la plantilla que pronto se hacían virales en las redes sociales, y que demostraban al mundo entero que, pese a todo, la Navidad ha llegado a Inditex un año más, y que debe celebrarse como se merece.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario