¡Los toros vuelven a Cataluña!

  • Cataluña
  • 26-01-2019 | 09:01
  • Escribe: Pedro Riscal

Olot podría acoger la primera corrida en territorio catalán después de que la fiesta nacional fuera prohibida por la Generalitat en 2011.


Una sentencia advierte a los alcaldes de que, les guste o no, tienen la obligación constitucional de salvaguardar la fiesta de los toros.

En 2010, durante el mandato del socialista Jose Montilla en la Generalitat, quedaron prohibidas las corridas de toros en Cataluña, a pesar de que los "correbous" sí fueron protegidos porque ésa si se entiende como "fiesta nacional" en Cataluña.

La última corrida fue en la Monumental en 2011

La última corrida en territorio catalán tuvo como escenario la Monumental de Barcelona en 2011, aunque cinco años después, en 2016, el Tribunal Constitucional desautorizó la ley del Parlament que las prohibía y ahora, de nuevo, las corridas de toros son legales en Cataluña.

Y la Fundación del Toro de Lidia, que preside el ganadero Victorino Martín, ha presentado en el ayuntamiento gerundense de Olot una petición para recuperar la fiesta nacional en Cataluña con una corrida. La iniciativa ha partido de Abel Robles, novillero local, que ha contado con el apoyo de la Federación de Entidades Taurinas. Olot, precisamente, cuenta con una de las plazas más antiguas de Cataluña, en donde no se había celebrado una corrida desde 2005, y ahora tiene todos los números para recuperar el festejo en Cataluña.

El PACMA, en contra de la sentencia del Constitucional

El Partido Animalista (PACMA) se manifestó en su momento en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional alegando que su decisión retrata ""la división de los magistrados, las incoherencias doctrinales y la gran losa de la tradición para justificar la barbarie".

Y ahora el juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno de Alicante ha emitido otra sentencia en la que insta a los alcaldes de España, independientemente de sus gustos, a preservar la fiesta nacional en sus pueblos y ciudades, un mensaje que incluye también a Ada Colau: "Los poderes públicos, desde sus respectivos ámbitos de competencia, deben ejercer una acción de salvaguardia de la tauromaquia". Se trata de un fallo contra el Ayuntamiento de Villena por prohibir el pasado septiembre una corrida de toso benéfica.

Este municipio alicantino, gobernado por un alcalde de Los Verdes, el PSOE y un grupo local independiente, fue demandado por la Peña Cultural Taurina Villenense, que ha ganado un pulso de consecuencias jurídicas nacionales para cualquiera que, en adelante, quiera invocar este precedente.

El fallo recuerda la doctrina constitucional de "preservación del patrimonio cultural común" en el que está incluida la tauromaquia como arte y tradición ancestral. E insiste en que la conservación de esta tradición no puede estar sujeta a directrices políticas concretas de los partidos porque "constituye una excepción a esta máxima establecida legalmente". 

 

 

 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario