Los socios de Sánchez le dejan tirado

  • Política
  • 09-04-2020 | 20:04
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

A la crisis del coronavirus no sólo se le suma una crisis económica, sino también política.




Mientras el coronavirus sigue posicionando a España como uno de los paises europeos más afectados por el virus de Wuhan, con más de 15.000 fallecidos, muchos son los que empiezan a alzar la voz contra el Gobierno de Pedro Sánchez, que se ha visto superado por la situación sanitaria a la que nos ha conducido el Covid-19.

Negación de la pandemia, tardanza en la gestión de la crisis, mala organización de recursos, falta de material, y múltiples mentiras, son algunas de las muchas críticas que se están escuchando contra el Presidente socialista en los últimos días.



También se ha comenzado a hablar, y mucho, de las posibles consecuencias del confinamiento total impuesto por el Ejecutivo central que, entre otras cosas, han paralizado la actividad de millones de trabajadores autónomos o pymes, que ha supuesto el despido temporal de miles de trabajadores y el inicio de una nueva y preocupante crisis económica.

Ante estas críticas, y viendo la débil situación de su Gobierno dentro del Congreso, Sánchez ha escuchado propuestas y planea organizar unos nuevos 'Pactos de la Moncloa', en un intento de unir a los distintos partidos para luchar, de forma unánime, contra la crisis que parece inevitable.



Sin embargo, el distanciamiento de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, la rotunda negativa de Vox, y los planes 'alternativos' de los partidos independentistas vascos y catalanes auguran una nueva crisis en España, esta vez, de carácter político.

El Gobierno se tambalea ante el coronavirus

Pese a que los nacionalistas vascos han moderado levemente sus críticas contra el Gobierno socialista, lo cierto es que la izquierda soberanista sigue organizándose contra el Ejecutivo central.



ERC encabeza un enfrentamiento con el Gobierno de Sánchez, acompañado de Bildu o el BNG, con la premisa de que el Gobierno está utilizando la pandemia para 'subordinar' a las autonomías, y centralizar el poder en Moncloa.

La formación morada, por su parte, tilda al intento de cohesión de Sánchez como un "golpe blando", apostando por medidas cada vez más antagónicas a las de Sánchez, y provocando que el Gobierno de Coalición parezca destinado a convocar en breves unas nuevas elecciones, lo que correspondería a la única petición que ha realizado VOX al Gobierno, al que ya han dado su rotundo 'No'.



El Partido Popular, que no ha confiado nunca en Pedro Sánchez, afirma que la propuesta de unos nuevos Pactos de la Moncloa no es más que un "señuelo", y condicionan su apoyo a la ruptura PSOE-Podemos. (Echenique ya no sabe cómo defenderse y acusa al PP de situarse fuera de la Constitución y a Vox de sembrar odio)

Sólo la formación naranja parece dispuesta a escuchar las propuestas socialistas para unos 'Presupuestos de reconstrucción social y económica', aunque su apoyo no será significativo de no contar con la aveniencia de otras  formaciones.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario