Los sinvergüenzas de la ANC quieren cargarse la rojigualda del Parlament

  • Cataluña
  • 09-11-2018 | 08:11
  • Escribe: Pablo Ruiz

Los separatistas de la ANC exigen al Govern declarar la independencia de Cataluña por la Vía Unilateral y “arriar la bandera española del Palau de la Generalitat y del Parlament”


Tras redactar una lista con las empresas afines al independentismo, en las que insta a consumir, y otras a las que pretende boicotear, ahora los radicales de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) quieren cargarse la rojigualda del Parlament.

Descontentos con la radicalización y los bandazos de Torra y su Govern, la ANC exige al Presidente de la Generalitat que retire la bandera de España del Parlament, como si únicamente de ‘RacisTorra’ dependiese.


La ANC exige a Torra que retire la bandera de España del Parlament

La ingenua medida de la ANC forma parte de un plan estratégico para implementar la república catalana en los próximos meses sin necesidad de votar ni de dialogar con nadie.

La tarde del 27 de octubre de 2017, tras la DUI, centenares de radicales, ingenuamente, celebraban el golpe de estado en los alrededores del Parque de la Ciudadela (donde está el Parlament), y en la plaza Sant Jaume, ante el Palau de la Generalitat.


En algunos ayuntamientos gobernados por independentistas radicales se retiró la bandera española, pero no en el Palau de la Generalitat ni en el Parlament.

Precisamente lo que no hizo el fugado Puigdemont es una de las propuestas que quiere implementar ahora la ANC, cuyo único objetivo es la independencia sin entrar en negociaciones ni votaciones.



La nueva hoja de ruta de la ANC, claramente radicalizada, lleva por nombre “Plan Estratégico 2018-2019”, y se muestra muy dura con el actual Govern, al considerar que no avanza hacia la independencia de forma decidida y unilateral.

La ANC no considera viable la celebración de un referéndum y apuesta por un nuevo golpe de estado

La hoja de ruta de la ANC, con su presidenta Elisenda Paluzie a la cabeza, no considera viable la celebración de un referéndum, y apuesta por el golpe de estado sin ningún tipo de miramiento. 

La ANC pretende que “Govern, Parlament, instituciones y ciudadanía movilizada” demuestren que se avanza hacia la ruptura con España para después “revalidar la declaración (ilegal) de independencia en el Parlament”. No necesitan más. No conocen las leyes. Ni el deseo de más de la mitad de catalanes que quieren seguir siendo españoles. No entienden razones. No saben argumentar.

Tras hacer “una declaración solemne de la República catalana ante el mundo”, aunque el mundo ya ha rechazado tajantemente en repetidas ocasiones cualquier tipo de secesión, la ANC pretende “arriar la bandera española del Palau de la Generalitat y del Parlament”. 

Estos son los planes de los radicales separatistas de la Asamblea Nacional Catalana, que viven instalados en un mundo de fantasía donde el respeto por los ciudadanos no tiene ningún valor.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario