Los problemas con la justicia de la gran esperanza del futuro del Real Madrid

  • Deportes
  • 22-07-2019 | 07:07
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Está a un paso del banquillo por insolvencia punible tras su frustrada inversión en renovables.


El legendario futbolista Raúl González se encuentra al borde del banquillo por graves delitos societarios tras su derrota judicial en la Audiencia Provincial de Madrid. 

Según el auto que ha desvelado El Mundo, los jueces han revocado un intento de archivar el caso del exjugador y ohan ordenado continuar el procedimiento contra él por vaciar una de sus empresas para evitar pagar una deuda. (¡Aquí hay entrenador! El meteórico debut de Raúl González en los banquillos)


"Hay indicios suficientes para acordar la continuación del procedimiento. Podríamos estar en presencia de hechos de carácter delictivo", se puede leer en el citado auto.

El auto es ya inapelable y ordena al titular del Juzgado de Instrucción número 41, Juan Carlos Peinado, que continúe el procedimiento contra el actual entrenador del Real Madrid Castilla. (¡¡Golpetazo de Florentino!! ¡¡Operación relámpago en Portugal y fichaje cerrado!!)


Esta situación supone una victoria judicial para la empresa Aurantia, que reclama una deuda de 7,17 millones de euros a Raúl González por una inversión fallida en un proyecto de energías renovables en Cádiz de antes de la crisis.

Aurantia ha acusado al entrenador del Real Madrid Castilla de vaciar su empresa patrimonial Europa Scar Sport (ESS) para no tener que pagar la deuda. Esto podría suponer un delito de insolvencia punible, apropiación indebida y delito societario. (¡¡Kubo deja a Zidane con la 'boca abierta'!! Tenemos la 'prueba del delito')



Los hechos se remontan a 2008

En el año 2008, Raúl compró el 20% en la empresa Cadmos y firmó un pacto de socios. Aurantia se hizo cargo de la deuda de 37 millones de euros confiando en el que el exjugador del Real Madrid pagase su parte conforme al pacto de socios firmado.

El proyecto fotovoltaico se fue desmoronando con la crisis y en junio de 2011 los representantes de Raúl dimitieron y el entrenador del Real Madrid Castilla no afrontó el pago de 7,17 millones de euros, que la cantidad que reclama la empresa más los correspondientes intereses.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario