"Los políticos te vendieron": La desgarradora carta de la hija de un médico fallecido

  • Política
  • 07-04-2020 | 06:04
  • Escribe: Redacción

Un último mensaje a su padre, uno de los muchos sanitarios que se han visto infectados por el virus por no disponer de las medidas necesarias.




El coronavirus está afectando especialmente a España, que cuenta ya con más de 13.000 muertos en apenas dos meses.

Y el número no para de crecer; tampoco el de los infectados, que supera los 135.000, y sigue subiendo mientas los representantes del Gobierno afirman que estamos próximos a ver el punto de inflexión de la gráfica de contagios.



Entre fallecidos e infectados, nos encontramos con personas de toda índole, condición y profesión: profesores, niños, ancianos... y cómo no, médicos y sanitarios: ellos son los que se enfrentan al virus día a día, en sus trabajos, y en sus casas, donde permanecen aislados para proteger a sus familias.

Debido a la escasez de material apropiado, como mascarillas, EPI, etc., muchos sanitarios se han visto expuestos y desprotegidos ante el coronavirus, y han acabado siendo víctimas de este cruel virus de Wuhan.



Es el caso del padre de una estudiante de medicina, también médico, que fallecía el pasado 5 de abril debido al COVID-19 que contrajo mientras intentaba salvar vidas.

Ahora, su hija Marta se ha convertido en la voz de su padre, y de todos los enfermos de coronavirus que sucumben mientras el Gobierno permanece a la deriva, y así lo ha expresado a través de una carta pública



"He fracasado. No puedo ayudar"

"Él era consciente del riesgo que tenía y aún así, sólo quería ayudar" escribe Marta en una carta abierta "30 años trabajando como médico en urgencias, en el SUMMA".

Y, sin material apropiado, pasó lo inevitable: "se infectó. Esto no lo supimos hasta 8-9 días más tarde, que ingresó. Porque claro, los políticos son fundamentales y se les debe hacer el test o la serología rápido, pero a los sanitarios les dejamos que se contagien" critica.



"Cada vez que le daba el cuadro se desencajaba su cara en la pantalla, y a mí el corazón" describe dolorosamente la estudiante de Medicina.

Y sin embargo, lo que más le pesa es la culpabilidad que sentía su padre ante la situación. 

"Y él se sentía defraudado consigo mismo" - relata - "Su respuesta fue: 'algo he hecho mal para infectarme. He fracasado. No puedo ayudar y he arriesgado a mi familia'" escribía el médico en los mensajes a su hija.

Ahora, ella le contesta en la carta.

"Pues no papá, no hiciste NADA mal. Para malos aquellos que no te dieron el material de protección, aquellos que te vendieron mientras ya llevaban a sus espaldas 2 test y tú seguías malito en la cama esperando por el tuyo". (Saúl Craviotto ¡¡cambia los juegos de Tokio por el coronavirus!!)

Sólo una esperanza le queda a Marta para el futuro, y para pensar que su padre no murió en vano.

"Espero que lo hayamos aprendido de verdad, y que un médico, un científico o un profesor son vitales para que la población CREZCA sana y completa".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario