Los pinchazos en discotecas: los aspectos que no cuadran en la incógnita del verano

  • Sucesos
  • 05-08-2022 | 07:08
  • Escribe: Enrique Sanz
La alarma social causada por este peligroso comportamiento ha llegado ya a oídos de las autoridades policiales


Los pinchazos son uno de los temas recurrentes en los informativos de nuestro país, especialmente en las fechas actuales con la temporada veraniega, los grandes movimientos de gente y la celebración sin descanso de cientos de festivales y fiestas tanto públicas como privadas. Todos estos eventos parecen estar ahora amenazados por la última y terrorífica tendencia importada directamente desde Reino Unido y Francia.

Las autoridades policiales y sanitarias españolas ya están en alerta máxima por estos peligrosos comportamientos, tan difíciles de detectar antes de que sea demasiado tarde, puesto que cada día se conocen más casos de estos pinchazos a través de los testimonios que aparecen en los medios de comunicación y en las redes sociales.



Una de las zonas más afectadas por estos pinchazos es Cataluña, desde donde proceden gran parte de los testimonios que se ven en redes sociales como Twitter y se pueden escuchar en radio y televisión. Estos pinchazos, en su gran mayoría, están orientados a la sumisión química con el objetivo de facilitar la comisión de un delito más grave con posterioridad, como una agresión o un abuso sexual. En algunos de los análisis realizados a las víctimas de estos pinchazos se han detectado drogas y sustancias anuladoras de la voluntad. 

Sin embargo, en otros casos, los análisis arrojaban resultados limpios, sin sustancias problemáticas ni otro tipo de drogas para someter a la persona atacada. Este patrón, cada vez más reciente, podría indicar que se ha sobrepasado la barrera de un acto en premeditación para la comisión de un delito más grave y está entrando en el terreno de la gamberrada y el reto viral, muy afectado y alentado por las redes sociales.



Las autoridades policiales buscan cortar de raíz este peligroso comportamiento, que todavía parece no haberse extendido al resto de España y sigue siendo un problema bastante importante a resolver en diferentes puntos concretos de Cataluña. Sin embargo, la Policía no pueden olvidar ni descartar que detrás de estos pinchazos haya una motivación de agresión o abuso sexual, a pesar de que los casos que se corresponden con el patrón de la gamberrada y el reto viral estén en aumento en los últimos días.

El escenario de absoluto pánico que se ha instaurado en nuestro país debido a esta cruel tendencia está provocado por el desconocimiento general de las sustancias que se introducen en el organismo a través del pinchazo. Además de las sustancias de anulación de la voluntad y diversos barbitúricos, muchos agentes consideran que la elegida es la insulina. Sin embargo, no hay ninguna hipótesis confirmada, puesto que no se ha podido demostrar si en todos los casos se pueden producir los efectos de los que muchas víctimas se quejan.



Las autoridades policiales de Cataluña apuntan directamente a los turistas y ciudadanos franceses como los responsables de esta cruel tendencia que ha establecido un absoluto estado de pánico en nuestro país, provocando que los jóvenes se lo piensen dos veces antes de salir de fiesta por miedo a ser pinchados en su discoteca favorita y ser objeto de una agresión o abuso sexual que le destrozará la vida por culpa de un descerebrado y enfermo con acceso a una jeringuilla y sustancias anuladoras de la voluntad.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario