Los Picapiedra (Pedro y Pablo) se reparten los papeles de bueno y malo con Junqueras

  • Cataluña
  • 19-10-2018 | 13:10
  • Escribe: Pedro Riscal

Sánchez envía a Pablo Iglesias a ensuciar su imagen en la cárcel con Junqueras, mientras él queda al margen y limpio de salpicaduras.




Los Picapiedra, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, unidos por una moción y por un programa de gobierno, se reparten los papeles de "bueno" y "malo" en la aparición en escena de Oriol Junqueras en la política española por la importancia que el voto de ERC puede tener en la aprobación de los presupuestos Generales del Estado.

A Pablo Sánchez le toca el papel de "malo". Él no negocia con golpistas, y menos en la cárcel, ni se somete a chantajes. Pablo Iglesias, en cambio, ejerce el papel de "bueno" asumiendo su presencia en la cárcel para hacer las paces con el separatista que quiso fracturar a España. Es el mediador.



Iglesias consigue foco mediático y Sánchez no se ensucia

La obligación de Sánchez es negar públicamente a Iglesias su papel de negociador, aunque de puertas adentro hayan pactado que el trabajo sucio lo realice el líder de Podemos, que además consigue así acaparar foco mediático de cara a mejorar su nivel en el ranking de popularidad entre el electorado español.

Y Sánchez está obligado a ofrecer a ese mismo electorado imagen de estadista que sólo mueve ficha por el bien de España, de ahí que sí diga públicamente que el diálogo con ERC lo lleva directamente el gobierno con los representates en libertad que el grupo catalán tiene en el Congreso, que es donde se vota.



El objetivo de Sánchez es salvaguardar a su Gobierno de la sospecha de que Junqueras pueda chantajearle, porque oficialmente Iglesias va por libre y no puede hablar en nombre de un gobierno del que no forma parte, aunque lo apoye.

Iglesias, "el puto amo"

Y así se entiende el show que han montado los Picapiedra de puertas afuera: "Iglesias no es mi enviado ni habla por boca del Gobierno", "le recuerdo al señor Iglesias que la negociación en nombre del Gobierno la hace el Gobierno". Y ahí intervienen todos. Empezando por María Jesús Montero, ministra de Hacienda:  "Personalmente no iría a negociar con nadie los Presupuestos a la cárcel. No es un enviado del Gobierno ni una persona autorizada por el Gobierno para negociar los Presupuestos, porque es el Gobierno quien tiene la responsabilidad de sumar acuerdos".  Pasando por el ministro de Exteriores, Josep Borrel:  "Iglesias no va a hablar de los Presupuestos en nombre del Gobierno". Y acabando con Susana Díaz, que ha acusado a Iglesias de "sobreactuar" y de "querer aparecer como si fuera un vicepresidente en la sombra". El "puto amo", o "el presidente bis", como le ha definido el popular Martínez-Maíllo.



Y Pablo Iglesias acepta encantado el rol: "Me confirman que veré a Oriol Junqueras el viernes. Él y sus compañeros deben estar libres. Hay que trabajar duro para desjudicializar el conflicto, defender el diálogo y construir vías democraticas. Creo que eso sólo es posible si la mayoría de la moción de censura se mantiene". Sánchez, inflexible. Iglesias, pidiendo la libertad de los presos. Cada loco con su tema y todos de acuerdo.

Iglesias y Junqueras se reúnen esta tarde

La reunión que mantendrán este viernes después de comer el diputado y secretario general de Podemos con el líder de ERC, Pablo Iglesias y Oriol Junqueras, en la cárcel de Lledoners (Barcelona) tendrá lugar en una sala sin cristal y sin límite temporal, tal como ocurre con todas las autoridades que piden visitar a un preso en una prisión catalana. El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, y el portavoz de los republicanos en el Congreso, Joan Tardà, también participarán en el encuentro.



La reunión Iglesias-Junqueras servirá para abordar la situación de los políticos catalanes presos por el proceso soberanista, pero también para tratar de sumar el apoyo de la formación independentista a los Presupuestos.

El líder 'morado' ha pedido varias veces la libertad de Junqueras y del resto de soberanistas que siguen en prisión preventiva por la causa del proceso soberanista, pero también ha asegurado que la situación de los presos no debe condicionar la aprobación de los Presupuestos, para lo cual hacen falta los apoyos de ERC, PDeCAT, PNV y Compromís.

El encuentro se realizará, como ocurre siempre que autoridades visitan a presos, en una sala sin cristal y no tiene un límite temporal, aunque sí una condición: no alterar el horario regimental del centro penitenciario, ya que no se pueden saltar las horas de desayuno, almuerzo, cena ni otras actividades.

También visitará a los Jordis

El líder de Podemos también visitará este viernes en la cárcel de Lledoners (Barcelona) al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y al expresidente de la ANC y líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez.

Cuixart, que ya recibió la visita de Iglesias en junio de este año cuando se encontraba en la cárcel de Soto del Real (Madrid). Cuixart y Sànchez cumplieron el martes un año desde que la justicia decretó prisión preventiva contra ellos.

Aragonés dice que han de hablar más de política que de presupuestos

El vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, ha considerado que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de ERC, Oriol Junqueras, deben hablar "más de política en un sentido amplio y visión de Estado que de procedimientos concretos como los Presupuestos".

Ha dicho que para poder hablar de las cuentas se debe estar "en una situación de normalidad institucional que hoy no se produce", y ha apuntado que una muestra es que el líder de Podemos tenga que ir a la cárcel para reunirse con Junqueras.

"Hay buenas palabras de ministros diciendo que no están de acuerdo con esta situación y lo valoramos. Valoramos también las buenas palabras y el esfuerzo de Podemos y de Pablo Iglesias, pero se tiene que trasladar en hechos", ha reclamado.

Preguntado por qué hará el Govern una vez termine el plazo que dio el presidente catalán, Quim Torra, al Gobierno del PSOE para ofrecer un referéndum a Cataluña, Aragonès ha dicho que "es posible continuar el diálogo y entablar una mesa de negociación política".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario