Los "perros" yihadistas, preparados para atacar Europa desde dentro

  • Sucesos
  • 17-10-2020 | 09:10
  • Escribe: Redacción

Tras el coronavirus, los atentados y la llegada de terroristas islámicos aumentan exponencialmente.


Este viernes, se producía en París un nuevo atentado: un joven, de unos veinte años de edad, decapitaba a un profesor de geografía e historia cerca del colegio donde impartía clases, en Conflans Sainte-Honorine.

Según las informaciones que han trascendido de lo ocurrido, el joven habría querido "vengarse" del docente por sus declaraciones en sus clases, donde había explicado el derecho a la libertad de expresión, y mostrado las caricaturas de Mahoma que provocaron el atentado en el 'Charlie Hebdo'.


Bruselas no se fía de Sánchez y le da un toque

El muchacho, abatido poco después por la policía francesa, era un delincuente común, sin que se sospechara que tuviera relación alguna con las células terorristas yihadistas, o los potenciales extremitas islámicos que son vigilados por la zona.


Sin embargo, la prensa francesa no duda de sus vinculaciones con el extremismo islámico; no sólo por la motivación del asesinato, porque, según afirma el semanario 'Valeurs Actuels', el joven habría publicado la noticia al grito de "en nombre de Alá" en Twitter; así mismo, habría lanzado un mensaje al presidente francés: "Macron, dirigente de los infieles, he ejecutado a un perro, que vaya al infierno".

Este es el segundo atentado terrorista que se produce en Francia en apenas cuatro semanas, mostrando una nueva oleada de ataques yihadistas a Europa después de la pandemia del coronavirus.



Una tendencia a la alza que también ha llegado a España, donde esta semana se han detenido a varios extremistas islámicos, preparados para actuar en el país.

¡Al Gobierno se le acaban los argumentos! El dato que les obligará a retirar el estado de alarma en Madrid

'Disfrazado' como 'uno de los nuestros'

Esta misma semana, en Las Palmas de Gran Canaria, la Policía Nacional detenía a dos yihadistas alineados con Al Qaeda, con nacionalidad marroquí, que llevaban a cabo un plan maestro para atacar Europa.

Y es que ambos, según las investigaciones, estaban inmersos en el objetivo de reclutar mujeres, principalmente en España, que estuviesen dispuestas a aceptar la poligamia musulmana, formalizando varios matrimonios de manera virtual.

Quién es quién en la lista negra del Caso Gurtel: Los condenados, uno por uno

Todo ello, con el fin de convertirlas en madres de futuros "muyahidines", fieles a la causa islamista, pero con pasaporte español, lo que les garantiza una libertad de movimiento muy codiciada por los extremistas islámicos.

Un 'disfraz' perfecto, que permitiría al terrorismo islámico continuar con el adoctrinamiento de los jóvenes europeos, con especial incidencia en España y Francia, utilizando a un joven nacido en España, pero adoctrinado con las creencias yihadistas, para hacer llegar el mensaje.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario