Los periodistas se alzan contra Sánchez: "¡¡Basta ya de censura!!"

  • Política
  • 02-04-2020 | 06:04
  • Escribe: Pedro Riscal

Más de 300 periodistas firman un manifiesto quejándose de la censura que se aplica al método de las preguntas de los medios a los representantes del Gobierno.




Más de 300 periodistas han firmado un manifiesto bajo el título «La libertad de preguntar» en el fin de rechazar los métodos impuestos por el Gobierno para interpelar a sus representantes en las ruedas de prensa que se organizan en La Moncloa con motivo del estado de alarma y la evolución de la pandemia en los últimos días.

La cuestión es que se ha generado un conflicto serio entre un amplio sector del gremio periodístico que sigue la actualidad del Gobierno y la Secretaría de Estado de Comunicación, a la que se acusa de ejercer la censura con el método instaurado para poder formular preguntas: primero transmitidas a través de wahtsapp y luego seleccionadas por el secretario de comunicación del Gobierno, Miguel Ángel Oliver, que es quien luego se ocupa de formularlas. (La 'vena' de María Patiño también se hincha contra el Gobierno manipulador de Pedro Sánchez)



Los firmantes del manifiesto no están de acuerdo ni con el filtro ni con la selección de preguntas y plantean la posibilidad de preguntar directamente a través de videollamadas, lo que ofrecería la posibilidad de poder contrapreguntar.

Tampoco gusta que las preguntas las formule un miembro del mismo gobierno, lo que incide en la "falta de transparencia", desvela "un interés por controlar la información" y deriva en una "nueva forma de censura a los medios y unb menosprecio intolerable a los mismos ciudadanos a los que se les reclama enormes esfuerzos".



El manifiesto recuerda que el estado de alarma "en ningún caso supone una reducción en la aplicación del artículo 20 de la Constitución, que reconoce el derecho fundamental a comunicar o reibir libremente información verídica... sin cesura previa". Los periodistas reclaman un cambio inmediato en el funcionamiento de dichas comparecencias y ruedas de prensa. (Kiko Matamoros no se lo cree. ¡¡Estalla contra Pedro Sánchez públicamente!! Y es por esto)

Ciudadanos respalda a los periodistas

La secretaria general de Ciudadanos, Marina Bravo, ha expresado el respaldo de su partido a los cientos de periodistas que reclaman al Gobierno poder preguntar "sin filtros" al presidente, a los ministros y a los responsables técnicos en las ruedas de prensa sobre la crisis del coronavirus. "Apoyamos a los cientos de periodistas que reivindican su libertad de preguntar sin filtros al Gobierno de España en esta crisis. En Ciudadanos hace semanas que damos ruedas de prensa telemáticas con preguntas en directo. El estado de alarma no debe minar la libertad de prensa", ha escrito en un mensaje en su cuenta de Twitter.



Precisamente, este es el mecanismo que ha estado utilizando Cs en las ruedas de prensa telemáticas de su presidenta, Inés Arrimadas. Los periodistas se pueden dirigir a ella en directo y no hay nadie del partido que filtre las preguntas, aunque estas están limitadas a un máximo de seis.

Marlaska niega que haya censura

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho al respecto que "entiende" las quejas de los periodistas que piden a la Secretaría de Estado de Comunicación que articule mecanismos para poder preguntar directamente a los técnicos y responsables políticos que comparecen diariamente en Moncloa para dar cuenta de la crisis del coronavirus, aunque ha precisado que "no hay censura concreta". (¡Pedro Sánchez ha engañado a los españoles!)



"Si quieren creerme, pues me creéis: no hay una censura concreta", ha señalado Grande-Marlaska. "Yo lo entiendo, ¿cómo no lo voy a entender?", ha asegurado Grande-Marlaska en referencia a las quejas de periodistas de diferentes medios, aunque acto seguido ha añadido que él es testigo como ministro de que las ruedas de prensa desde la Moncloa se realizan transmitiendo al técnico o al político "las preguntas que llegan en el momento y directamente por el conjunto de medios".

En este sentido, ha puesto de ejemplo que los diferentes ministros están habitualmente en los medios de comunicación para que "se hagan las preguntas que se quieran", recurriendo para ello a intervenciones telemáticas. "Muchas de esas preguntas no las conozco de antemano", ha dicho Grande-Marlaska en referencia a las cuestiones que se les plantea en Moncloa.

El comunicado: La libertad de preguntar

#laLibertaddePreguntar

"En una situación de crisis el derecho a la información es más importante que nunca. Con España en estado de alarma, el Gobierno disfruta de unos poderes muy superiores a los normales, por lo que es importante que la prensa realice su labor de control, más aún cuando el Parlamento ha limitado enormemente su actividad. La principal forma de ejercer esta función desde el periodismo es a través de las preguntas -y las repreguntas- a los miembros del Gobierno.

Sin embargo, la Secretaría de Estado de Comunicación ha organizado un sistema en el que todas las preguntas enviadas por los periodistas pasan necesariamente por el filtro del secretario de Estado, que es quien se está ocupando personalmente de formulárselas al presidente, a los ministros o a los técnicos. Es más, el propio secretario de Estado ha llegado a formular alguna pregunta al presidente del Gobierno, o incluso ha tratado de corregir públicamente a alguno de los técnicos.

Estas líneas no tienen como objetivo defender ni condenar la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus, sino garantizar que los medios de comunicación puedan realizar su función sin mordazas y sin dificultades añadidas. Estas no son más que excusas para controlar a la prensa. Que las preguntas al Gobierno las formule un miembro del propio Gobierno revela falta de transparencia y un interés por controlar la información. Su consecuencia deriva en una nueva forma de censura a los medios y un desprecio intolerable a los mismos ciudadanos a los que se reclama enormes esfuerzos que mayoritariamente están cumpliendo a rajatabla.

En ningún caso la declaración del estado de alarma supone una merma en la aplicación del artículo 20 de la Constitución Española, que reconoce un derecho fundamental como es el derecho «a comunicar o recibir libremente información veraz» (20.1.d CE) y que el ejercicio del mismo «no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa» (20.2 CE).

Por todo ello, reclamamos el inmediato cambio del procedimiento para todas las ruedas de prensa y comparecenecias de miembros del Gobierno y solicitamos el apoyo de los profesionales de la comunicación a una reivindicación no partidaria que mejorará la calidad democrática en España y el ejercicio de nuestros derechos civiles amparados en la constitución, máximo garante de nuestra convivencia, especialmente en situaciones excepcionales como la que vivimos".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario