Los padres de Gabriel Rufián le prohibieron esto a pesar de que eran "muy de izquierdas"

Los padres de Gabriel Rufián le prohibieron esto a pesar de que eran "muy de izquierdas"

29/05/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

La incoherencia parece haber dominado la vida del político independentista desde el principio

La reactivación de la vida pública y política después del confinamiento todavía sigue dejando sus consecuencias, especialmente si estas han quedado grabadas en vídeo. Con la relajación de las restricciones después de esos meses tan complicados y la favorable evolución de la casuística de la COVID, el optimismo abrió las puertas de algunas profesiones que hasta entonces no habían tenido mucha suerte en su búsqueda de material humano.

Una de ellas es el periodismo. Con la eliminación paulatina de las medidas destinadas a luchar contra la propagación excesiva de la COVID, volvieron las famosas entrevistas en las cercanías del Congreso de los Diputados, en las que se habla de todo menos de política. Una de las reporteras más notorias de este género es Thais Villas, de El Intermedio. El programa de LaSexta habló en una ocasión con Gabriel Rufián acerca de sus amores de infancia y adolescencia.

El político independentista no dejó pasar la oportunidad de remarcar la falta de coherencia de la que está dotada su vida, tal y como lleva demostrando año tras año con esperpénticas actuaciones dentro del que es y se supone un espacio sagrado de la polícia de nuestro país. Rufián no se oculta más, sabedor que su propio partido, Esquerra Republicana, hizo un violento amago de retirarlo de la escena nacional confinándolo a la lucha por la alcaldía de su localidad natal: Santa Coloma de Gramanet.

En la escueta entrevista con Thais Villas, Rufián manifestó en su habitual estilo dialéctico cuál era su pasado. Sus progenitores eran "muy de izquierdas", a pesar de que gran parte de su familia no comparta la deriva política que ha tomado Rufián y consideran que debería abandonar Esquerra Republicana y centrarse en otros proyectos políticos más estables y menos agresivos con la unidad de nuestro país.

A pesar de ser "muy de izquierdas", los padres de Rufián aplicaban unas normas realmente estrictas e inflexibles, que por desgracia no han tenido ningún efecto a la hora de regular el comportamiento del político independentista y evitarle el escarnio y la vergüenza de convertir el Congreso de los Diputados en un escenario de baratillo

Con respecto de las parejas, los padres de Rufián habían establecido una norma que no se podía cambiar por nada del mundo. Cuando le preguntaron si sus parejas se quedaron a dormir en casa, el político independentista respondió lo siguiente: "Nunca en la vida. Muy de izquierdas, pero prohibido". Esta norma, que a todas luces pareció injusta para Rufián, podría ser el comienzo de una buena acción por parte del político de ERC, pues no desea darle continuidad a esta norma, priorizando la libertad y el bienestar de sus futuros hijos. Se comienza con los pequeños detalles y se acaba cambiando el mundo: no todo está perdido para Gabriel Rufián, que todavía tiene la oportunidad de dar media vuelta y volver al lado correcto de la historia de la democracia española.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario