Los orígenes de Juanma Moreno: ¿a qué se dedicaban sus padres?

  • Política
  • 26-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Enrique Sanz
El actual presidente de Andalucía tiene una historia más que curiosa en su pasado


La convocatoria de elecciones en Andalucía ha provocado un auténtico terremoto político. Desde ayer, se ha analizado por completo la figura de los principales implicados en la decisión, después de casi cuatros años de gobierno del Partido Popular gracias al pacto realizado con Ciudadanos y con Vox. Los análisis más exhaustivos han girado en torno al todavía presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla.

Moreno Bonilla tiene una curiosa relación con España. A pesar de ser y sentirse andaluz, como ha reconocido en más de una ocasión, nació en Barcelona, "en una maternidad al lado del Camp Nou". Esta conexión con Cataluña es especial para el político andaluz, que ha confesado que tiene "una vinculación especial con Barcelona y con Cataluña y eso hace que mire esa tierra con muchísimo cariño".



Las tendencias migratorias dentro de España afectaron, sobre todo, a los andaluces. Durante varios años, los habitantes de esta zona de España partieron hacia otros lugares del país para encontrar una nueva de construir un futuro. Los padres de Moreno Bonilla también emprendieron ese arduo viaje, de ahí que el actual presidente de Andalucía naciera en Cataluña.

Pero después del nacimiento de Moreno Bonilla, su familia rápidamente volvió a su lugar de origen. Los motivos fueron realmente peculiares según señala uno de los tíos maternos del presidente de la Junta: "Mi hermana estaba harta de los catalanes y quiso volverse". Con su vuelta a Andalucía, la actividad habitual de sus padres se vio reanudada.



El padre del presidente de la Junta andaluza, Juan Moreno Conejo, había estudiado mecánica en los años más duros de la dictadura, y desarrolló gran parte de su actividad profesional en Cataluña, donde trabajó en la fábrica de la máquina de escribir Olivetti y logró entrar en las factorías de SEAT como mecánico tornero. Con su regreso a Andalucía, la familia se asienta en la ciudad de Málaga, donde abren una tienda de ultramarinos en la parte trasera del hogar familiar. El negocio, bajo la experta dirección de su madre, que había sido dependienta durante muchos años, comenzó a prosperar. Además, el impulso adicional del segundo premio de la Lotería de Navidad en 1977 fue una de las claves que permitió a la familia mudarse hacia una zona más próspera de la ciudad andaluza.

Con un taxi en propiedad, la familia de Moreno Bonilla parecía haber encontrado una estabilidad placentera a la que el propio presidente andaluz contribuía, compaginando sus obligaciones escolares con jornadas ayudando en la gestión del negocio familiar, que se vio ampliado y expandido con la mudanza a otra zona de Málaga. De esta forma, la familia de Moreno Bonilla logró asentarse en Andalucía, asegurando el porvenir para sus hijos.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario