Los orígenes de Félix Bolaños, la mano derecha de Sánchez en el Gobierno

Los orígenes de Félix Bolaños, la mano derecha de Sánchez en el Gobierno

29/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

El ministro de Presidencia ha tenido una vida de lo más agitada

Félix Bolaños siempre ha trabajado de forma discreta para ayudar a los demás. Antes de trabajar como ministro de Presidencia y ayudar a minimizar el destrozo de Pedro Sánchez a la política española, Félix Bolaños tuvo varios trabajos que le ayudaron a ganarse la vida antes de entrar en política y formar parte del Gobierno.

Ya en la época de presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, Félix Bolaños era conocido por sus servicios de asesoría legal. Sin embargo, no todos eran candidatos apropiados para recibir la ayuda de Bolaños: su principal cliente eran inmigrantes que buscaban regularizar su situación dentro de nuestro país. Una de las frases más repetidas por el hoy ministro era: "¿sabes que con contrato ya puedes pedir residencia?".

El asesor 'sorpresa' de Pedro Sánchez que el resto del PSOE no quiere ni ver

La popularidad de este particular servicio de asesoría se hizo tan grande que Bolaños también comenzó a ayudar a otros compañeros de trabajo con sus cuestiones legales. Siempre lo hacía durante los fines de semana, puesto que corría el rumor de que, de lunes a viernes, ganaba "un pastón" trabajando en el Banco de España. Antes de estar tan bien posicionado, Bolaños había trabajado como repartidor de pizzas y como árbitro de fútbol en categorías inferiores para ganarse la vida y ayudar a su humilde familia a subsistir.

Bolaños está siendo la pieza clave para que el gobierno de Sánchez no se desmorone. El presidente del Gobierno exige asuntos y propuestas prácticamente imposibles que el ministro de Presidencia debe intentar cumplir cuanto antes: es quien verdaderamente maneja las riendas políticas del país y del Ejecutivo. Gracias a su trabajo, gran parte de las instituciones políticas bloqueadas anteriormente comienzan a funcionar de nuevo. Sánchez habría caído en desgracia si no fuera por Félix Bolaños.

Sin embargo, no todos conocen que Bolaños ha llegado a lo más alto de la política española gracias al propio Pedro Sánchez, puesto que no ha tenido más valedores a lo largo de su carrera política. Bolaños llegó a las filas del PSOE en 2007, poco después del famoso 'tamayazo' que daba a Esperanza Aguirre la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Su espíritu voluntarioso siempre le ha acompañado, incluso cuando entró de nuevas al PSOE. "Desde ese momento se puso a disposición del partido, se ofrecía voluntario para los mítines, para repartir panfletos y todo lo que hiciera falta". Su constante trabajo como político de a pie provocó que Bolaños fuera tomado en cuenta por la dirección regional del Partido Socialista, y fue ascendido a la Comisión Ejecutiva local.  "De hecho, sigue ahí, aunque sin tareas, pero está todavía en el grupo de WhatsApp que tenemos".

El mes de mayo de 2014 fue clave en el futuro de Félix Bolaños. El hoy ministro de Presidencia estaba en la caseta del partido de las fiestas de Aluche, sirviendo bebidas y bocadillos por igual, cuando se acercó Pedro Sánchez, "un diputado raso entonces". Un antiguo compañero de Bolaños relata cómo se fraguó el primer contacto entre ambos políticos socialistas: "En unos días se iba a presentar a la secretaría general del partido, aunque entonces solo decía que estaba madurando la idea. Félix le contó a lo que se dedicaba y se ofreció a echarle una mano con la parte jurídica, todo lo legal y lo relacionado con los estatutos".

Tezanos se 'rebela' contra su 'amo': el pronóstico pone en alerta a Ferraz

Esta relación tan unida entre el presidente del Gobierno y Félix Bolaños nació de la casualidad, en un momento en el que ambos no lo esperaban se fraguó un tándem político que está salvando a más españoles de lo que parece: el ministro de la Presidencia se ha convertido "en todos los hombres de Pedro Sánchez" al tiempo que debe evitar que siga dañando las instituciones públicas españolas.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario