Los Mossos se le rebelan a Torra y le amenazan con una huelga

Los Mossos se le rebelan a Torra y le amenazan con una huelga

11/12/2018

| Guillermo Vives

Facebook
Twitter

Un sector de los Mosso, que velan por la seguridad de los catalanes, estaría incluso dispuesto a permitir que médicos y bomberos asalten mañana el Parlament de Cataluña.

Quim Torra se encuentra en el disparadero. Por un lado Pedro Sánchez le amenaza con la presencia de 500 unidades de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Barcelona durante la celebración del Consejo de Ministros que tendrá lugar allí y por otro sus propios Mossos d´Esquadra la intimidan con una inoportuna huelga.

Cuanto peor, mejor para Torra

Pero el pintoresco presidente catalán no se arruga: “Si los Mossos están en huelga, nuestro pueblo se sabrá autoorganizar solo”, ha dicho. Lo que no ha aclarado es cómo. Cómo piensa establecer el orden público en las calles de Barcelona si no cuenta con su policía y desprecia la ayuda del Estado. Da la sensación de que a Torra, el mismo que hostiga a los violentos recomendándoles que "aprieten" a los Mossos, ya le va bien que Barcelona se convierta en una ciudad sin ley en las fechas anteriores y previas al 21 de diciembre. Cuanto peor, mejor para él.

Pero el tema es más preocupante de lo que parece. La propia policía local está hasta las narices de un presidente más predispuesto a apoyar a los que agreden que a los que evitan las agresiones. Se han cansado y anuncian una huelga encubierta para instar a los que los que mandan a recobrar la cordura.

De momento la plataforma mosSOS, que agrupa a más de un 25% de la plantilla de los Mossos, anuncia que tomará parte mañana en la nueva manifestación de médicos y bomberos prevista ante el Parlament para protestar contra la política social del Govern de Torra. Un sector de esa plataforma se muestra favorable a que sean los propios Mossos quienes asalten el Parlament, mientras que otros son más partidarios de dejar entrar sin oposición a los manifestantes en las depedencias del propio Parlament.

El problema es serio para Torra, como responsable del orden público en Cataluña. Por un lado no cuenta con el apoyo de su propia policía para mantener la seguridad en su territorio y por otro necesita la aplicación del 155 o de la Ley de Seguridad Nacional para que sea el Estado quien envíe sus efectivos a Cataluña para garantizar el orden. Y Torra no está nada dispuesto a pedir ayuda y mucho menos aceptar por las buenas la aplicación de nuevo del artículo 155.

Torra excita a los CDR con sus locuras

Después de proponer la vía eslovena, asumiendo muertos y heridos, como salida al problema catalán, Torra vuelve a excitar a los violentos CDR, a los que ya aconsejó "apretar" a los Mossos para que en las calles barcelonesas suceda alguna desgracia. Algo que no sorprendería a quien se muestra partidario de imitar el modelo esloveno. Lo cierto es que el desconcertante comportamiento del president sólo sirve para alentar a los radicales a proseguir con la espiral de violencia en la que andan metidos en los últimos días.

Mientras tanto, el consejero de Interior, Miquel Buch, que no ha dimitido, trabaja en los cambios del  organigrama de los Mossos que le ha pedido Torra presionado por la CUP, que cuenta en sus filas con alguna baja como consecuencia de las cargas policiales que se produjeron en Girona y Terrassa el día de la Constitución.

 

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario