Los Mossos d'Esquadra en jaque: la posibilidad de un asesino en serie es una de tantas

Los Mossos d'Esquadra en jaque: la posibilidad de un asesino en serie es una de tantas

12/09/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

Los inusuales hallazgos en Cataluña preocupan a las autoridades policiales

Las autoridades policiales catalanas están más que preocupadas. El hallazgo de un cuerpo colgado de un olivo deja muchas preguntas por delante en una investigación para las que todavía no hay ninguna respuesta. Las autoridades han reportado este escabroso hallazgo en una zona más que conflictiva de Cataluña.

Todo comenzó cuando un vecino de Figueres alertó a la policía local del hallazgo de lo que parecía un cuerpo que colgaba de uno de los olivos de una finca. Cuando las autoridades se desplazaron hasta el lugar, comprobaron que aquella persona había fallecido y que presentaba síntomas de un avanzado estado de descomposición. El cuerpo fue llevado hasta las instalaciones de los Mossos d'Esquadra con el objetivo de poder indentificarlo.

Como en una película del Oeste: los vecinos se vieron obligados a refugiarse en sus casas

El mal estado del cadáver impide una correcta identificación, pero existen varias vías para conocer la identidad de una persona. Una son las huellas, que se registran en los archivos internos policiales cuando alguien es detenido por primera vez. En caso de que la identificación dactilar no de resultados, se podrían probar otros métodos menos fiables. En caso de fallar, el cádaver pasaría a ser un fallecido sin nombre

La Unidad de Investigación desplazada hasta Figueres sigue buscando por la zona, donde se da la confluencia de dos carreteras importantes para el tráfico de la zona. Además, cerca se encuentra la prisión de Puig de les Basses. Por tanto, las hipótesis de los investigadores abarcan múltiples opciones. Una de ellas asegura que la víctima es un varón de procedencia africana, vestido con ropa desgastada y que, presumiblemente, vivía en la calle

Aunque esa sea la que más fuerza ha tomado, los investigadores tampoco descartan que, por la cercanía de la cárcel, se trate de un preso fugado que escapó de la prisión pero que no tuvo la fuerza o valentía necesaria para seguir adelante en su huida, o tal vez estuviera cercado por el personal de la cárcel. Sin embargo, si hubiera sido un preso fugado, las autoridades policiales lo habrían sabido de antemano.

Esta forma de hallar los cuerpos no es única de este caso. Hace 32 años apareció en Portbou, también en Cataluña y en las mismas extrañas circunstancias, el cadáver de Evi Anna Rauter, de tan solo 19 años. La joven, supuestamente, se había colgado de un pino y había permanecido sin identificar durante casi tres décadas, hasta que la investigación de un programa de televisión catalán y un periodista austríaco especializado han dado con la clave del caso.

La notificación de este hallazgo ha llegado hasta las autoridades italianas, que han decidido reabrir el caso e investigar de nuevo el fallecimiento de Evi Anna Rauter después de tanto tiempo para confirmar que ha sido un suicidio y que no hay un asesino en serie suelto en Cataluña que disfraza sus crímenes como suicidios para despistar a las autoridades.

Los ciudadanos de Denia están aterrados: el inexplicable motivo que desencadenó el horror

La mala investigación de la Guardia Civil fue uno de los detonantes del fallo en la identificación de la joven ahorcada hace más de 30 años. Por el momento, la Justicia italiana solo ha dado la orden de reiniciar la investigación y todavía no ha enviado agentes ni ha solicitado los archivos del caso de Evi Anna Rauter. En la investigación de la época, realizada en 1990 por las autoridades españolas, se asumía que era "imposible" considerar la hipóstesis del suicidio.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario