Los Mossos dejan tirado a Torra: "Conmigo que no cuente"

  • Cataluña
  • 03-10-2019 | 12:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios
Muchos Mossos se acogen a las bajas laborales para borrarse de su participación en el Dispositivo Minerva.


Se avecinan tiempos difíciles para Quim Torra, a quien ya se le vislumbra en en el final de su minuto de gloria. Se ha propuesto liar un buen guirigay para responder a la sentencia del Supremo sobre los presos golpistas y los Mossos, que le ven venir, se borran de su festín.

Los Mossos d´Esquadra están informados de lo que se les viene encima, del Dispositivo Minerva previsto para hacer frente a las movilizaciones que su jefe Torra organizará para alterar las calles. Y están hartos de tener que obedecer las órdenes de quien parece más predispuesto a jugar en el equipo contrario que en el propio.



Los Mossos están con la mosca detrás de la oreja desde que Torra animó a los CDR en público a "apretar" a las fuerzas del orden. ¿A qué juega? (El director general de los Mossos huye como las ratas en la víspera del aniversario del 1-O)

En este clima de desconcierto se entiende que un buen número de Mossos hayan optado por borrarse de una fiesta que no va con ellos y, según apunta OK Diario, muchos han decidido coger las primeras bajas laborales en señal de protesta por las condiciones profesionales que les han impuesto. 



Un separatista decide cómo deben actuar los Mossos ante los manifestantes

El dispositivo Minerva, ideado para garantizar la seguridad en las calles, está liderado por el nuevo jefe político de los Mossos, Pere Ferrer, que sustituye a Andreu Joan Martínez. Se trata de un radical independentista de la máxima confianza del consejero de Interior Miquel Buch. (El currículum 'intachable' (en clave golpista) del nuevo jefe de los Mossos: ¡¡Nada es por casualidad!!)

Y como no podía ser de otra manera, el dispositivo está programado para que los Mossos mantengan una actitud permisiva con los manifestantes, algo que puede poner entre la espada y la pared a los propios Mossos por no desempeñar su trabajo de acuerdo al mandato de la Constitución. El mayor peso del operativo recaerá en las unidades antidisturbios: el Área de Recursos Operativos (ARRO) y la Brigada Móvil (BRIMO), que serán los encargados de tomar las calles ante el anunciado ‘Tsunami Democràtic’.



Ya el año pasado fueron muchos los agentes que se cogieron la baja médica en señal de protesta. (La Guardia Civil 'denuncia' la inacción de los Mossos contra los CDR terroristas: ¡¡No movieron un dedo para detenerlos!!)

 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario