Los Mossos amenazan con independizarse del Govern

  • Cataluña
  • 01-10-2018 | 14:10
  • Escribe: Guillermo Vives

Los Mossos ya están hartos de ser utilizados al servicio de los intereses de Torra y se preguntan si el president está con ellos o con los radicales violentos que les agreden.


Las tensiones que afectan de lleno al Govern de la Generalitat incluyen a los Mossos d´Esquadra, que a raíz de lo que sucedió hace un año en el 1-O entienden que se les ha manipulado políticamente. Ahora mismo la relación entre los Mossos y el Govern atraviesa por su peor momento y la bomba parece a punto de estallar.

Los Mossos intentaron parar el referéndum

Ahora se ha sabido que tres días antes del 1-O de hace un año los Mossos d´Esquadra de Josep Lluís Trapero intentaron convencer al Govern de Puigdemont, Junqueras y Forn para evitar el referéndum ilegal aduciendo razones de seguridad. No fueron escuchados.


No hubo declaración pública sobre la disparidad de criterios, pero la herida quedó abierta con un resultado que no gustó nada en el cuerpo, la imputación de Trapero, el jefe, y de 70 agentes más. El Mundo recoge la reacción de uno de sus mandos un año después: " "Fuimos ingenuos al no explicar nuestra opinión. Fue un error"

Y un año después los Mossos no están dispuestos a caer en el mismo error que les situó en el ojo del huracán de un conflicto en el que ellos nunca quisieron entrar. Y ahora están expectantes: "Si nos vuelven a situar en el centro del debate y a politizar, hablaremos", han manifestado los mandos consultados a la misma fuente.


El sindicato SICME denunció la destitución "política" como comisario jefe de Ferran López, a quien el gobierno de Rajoy colocó al mando de los Mossos tras la destitución de Trapero como consecuencia de la implantación del artículo 155 en Cataluña. Y mostró su desacuerdo con el nombramiento de un político, Andreu Martínez, como nuevo director de los Mossos. Interior, asustado, rectificó, escuchó a los Mossos y nombró a Miquel Esquius como máximo responsable del cuerpo. Era una batalla ganada por los Mossos en su combate contra los políticos.

Los Mossos amenazan con la ruptura

Pero, según advierte El Mundo, la mayoría de los 21 comisarios y cargos intermedios no están por la labor de seguir callando y transigiendo: "si vuelven a colocarnos en el centro, iremos a un escenario de ruptura". Los Mossos no quieren volver a ser el muñeco de pim/pam/pum entre los fuegos políticos de los dos bandos: "No podemos ser más que una policía totalmente neutral, a las órdenes de jueces y fiscales y al servicio de todos los ciudadanos", sostienen hartos de estar en el punto de mira de los observadores políticos.



La situación es muy delicada. Tanto, que se suspendió el acto central del Dia de les Esquadres, el más importante acto protocolario de los Mossos ante la evidencia de que Quim Torra y el conseller de interior Miquel Buch pudieran provocar un nuevo desplante a los representantes del Gobierno, Policía y Guardia Civil en el dia que debían ser condecorados los agentes que participaron con éxito en los atentados del 17-A, lo que ha generado malestar en las bases del cuerpo.

Los Mossos están hartos de ser utilizados con fines políticos. Ellos entienden que están al servicio de los ciudadanos y no de los partidos políticos, y han dicho basta. Y Torra está preocupado porque sabe que ya no se puede disponer de los Mossos como si fueran un juguete de su propiedad. De hecho, según explica el Mundo, los Mossos mantienen una mayor afinidad con el secretario general de Interior, Brauli Duart, que con el propio conseller Buch.

Y en ese panorama el director general de la policía decidió archivar los casos de los cerca de 200 agentes que supuestamente colaboraron con el golpe del 1-0 posicionándose en contra de la Constitución. Aunque 70 agentes siguen estando imputados y en el cuerpo insisten en que "no nos hace ningún favor" y prefieren "que lo investiguen bien y si alguien actuó mal, se le sanciona".

Después de los últimos conflictos protagonizados por los CDR enfrentándose a los Mossos, la posición de Torra alentando el choque ha desconcertado al cuerpo de policía catalán. ¿Con quién está el president? ¿Con los radicales violentos o con las fuerzas de seguridad de Cataluña?

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario