Los lloriqueos de Jordi Alba justificando su ridículo en Copa

  • Deportes
  • 24-01-2022 | 11:01
  • Escribe: Manuel Simón
El lateral blaugrana escurrió el bulto de las críticas y acuso a la prensa de tratarle injustamente


Jordi Alba estaba picado. Después de su ridículo en la Copa contra el Athletic, el lateral tenía ganas de responder a las críticas que le han llovido desde todos los frentes. Con su prepotencia habitual, el barcelonista camufló la autocrítica con ataques a la prensa.

Al Barcelona no le gusta mucho que salga Jordi Alba a hablar ante los medios después de los partidos. El lateral es terriblemente maleducado y egocéntrico, y frecuentemente deja declaraciones que terminan estallándole en la cara. Por eso no suele prodigarse ante la prensa y suelta su mala baba sobre el campo, pero este domingo tenía ganas de mandar un mensaje: las críticas son mentira.



El desastre de la vaca ‘sagrada’ Jordi Alba: le costó el partido al Barça

Payaso de circo

“Me siento señalado desde hace muchos años, es parte de este circo”, recalcó Jordi Alba después de la victoria del Barcelona ante el Alavés este domingo. El lateral considera al mundo del fútbol un circo que, tal y como señaló el periodista Enrique Ortego en Radioestadio de Onda Cero, “es un circo que ha permitido que él y sus descendientes no tengan problemas económicos en su vida”.



Jordi Alba, de 32 años, quiso sacarse del grupo de los veteranos, el principal foco de las críticas en Barcelona por el bajo nivel de jugadores como Piqué, Busquets, o él mismo. “Siempre se señala a los veteranos cuando se pierde, pero hay veteranos en todos lados. Parece que solo hay veteranos en el Barça. De los veteranos se habla desde hace cuatro o cinco años, y tenía 28 o 29 años. Tengo 32 años y me siento con fuerzas”, afirmó.

Unas escusas que se quedan cortas de autocrítica después del ridículo que hizo el pasado jueves ante el Athletic en la Copa. Responsable de los tres goles de los bilbaínos, perdió 33 balones, el que más del partido, y no conecto ninguno de los seis centros que intentó. Pero lo que Alba no entiende es que el encuentro de San Mames fue la gota que colmó el vaso de su prestigio, hace tiempo enterrado.



El Barça se lanza a por el fichaje que Zidane no cerró en Madrid

La guinda

Jordi Alba coronó sus esperpénticas declaraciones con un anunció que ni el más acérrimo culé se esperaba: “Aun tenemos opciones de ganar LaLiga y la vamos a pelear hasta el final”, avisó para sorpresa incluso de su entrenador. El propio Xavi ha declarado que el objetivo de este año es acabar entre los cuatro primeros y el título está descartado.



Su antimadrisimo le pasó factura a la hora de hacer las cuentas en LaLiga. El Barça está ahora mismo fuera de los puestos Champions, quintos a 15 puntos del Real Madrid. Tal y como ha ido el primer tramo del campeonato, es más probable que el Barcelona acabe a 30 puntos de la cabeza que consiga el título. Pero esa es la realidad paralela en la que quiere vivir Jordi Alba.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario