Los líderes del independentismo comparten cárcel pero no se hablan

  • Cataluña
  • 09-06-2021 | 10:06
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Jordi Sànchez y Oriol Junqueras comparten cárcel pero no se hablan. Prefieren comunicarse por cartas públicas




Jordi Sànchez (JXCAT) y Oriol Junqueras (ERC) comparten prisión desde que el Tribunal Supremo les condenase por un delito de sedición. Sin embargo, los dos líderes independentistas no se hablan.

Es llamativo porque sus respectivos partidos políticos han firmado un acuerdo de gobierno hace menos de un mes pero ellos, que se encuentran a pocos metros de distancia, ni se hablan.



Sànchez y Junqueras prefieren utilizar al diario Ara para escribirse cartas en lugar de hablar las cosas en privado. El primero en hacerlo fue el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña.

Oriol Junqueras se replantea la independencia: quiere el indulto cueste lo que cueste



Ahora, Jordi Sànchez le ha acusado, en otra misiva pública, de dejar a Pere Aragonès, actual presidente de la Generalitat, con las manos atadas, de tutelarlo y de renunciar a la consulta del 1-O.

"No es bueno para la institución de la Generalitat que un exvicepresidente quiera tutelar al actual presidente, pero en todo caso hay que dejar claro que la decisión personal expresada en una carta no tiene la fuerza de modificar el acuerdo de legislatura entre ERC y Junts", ha escrito Sànchez en la carta.



Jordi Sànchez ha considerado que la renuncia a la unilateralidad por parte de su compañero de prisión "limita la capacidad de acción de Aragonès". El condenado por sedición ha dejado claro que está totalmente en contra de la hoja de ruta marcada por Junqueras en su carta, que está centrada en el diálogo.

Sànchez defiende el 1-O

Para Jordi Sànchez, el 1-O “no fue ningún error” y tampoco un “pacto ilegítimo”. Además, considera compatible mantener la mesa de diálogo con el Gobierno de España mientras siguen luchando por su objetivo: la independencia.



Por su parte, Oriol Junqueras ha utilizado la misiva para acercarse al Gobierno de España y rebajar las tensiones con Pedro Sánchez, que está decidido a indultar a los golpistas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario