Los Judas de Cataluña: queda demostrado que la mesa de diálogo es una falacia y que Sánchez se ha vendido por la Moncloa

  • Cataluña
  • 13-06-2021 | 09:06
  • Escribe: Daniel Guerra

Un documento incautado al ex consejero de ERC Xavier Vendrell demuestra que los independentistas tenían planeada una 'hoja de ruta' para la DUI.




Pedro Sánchez mantiene que los indultos a los golpistas del procés es la única vía posible para llegar a un entendimiento político dentro del conflicto catalán, y ya está preparando esta bajada de pantalones, una traición en toda regla contra toda España, para ser activada antes del verano.

Una medida de gracia que está planteada como un primer paso de acercamiento entre Sánchez y los secesionistas, que pueda allanar el camino dentro de la mesa de negociación, en la que los independentistas no dudarán en pedir un referéndum acordado sobre la independencia de Cataluña como único pero obligado requisito para terminar con el enfrentamiento.



El fundador de SCC lo tiene claro: el indulto es darles la razón

Plan que parece ir diseñado 'sobre la marcha' por el Gobierno de España y por los partidos independentistas; sin embargo, un documento incautado en 2020 por la Guardia Civil podría poner en tela de juicio esa 'espontaneidad' en las negociaciones.



Y es que el documento, incautado al ex consejero de ERC Xavier Vendrell, mostraría que los independentistas tenían clara una hoja de ruta para conseguir sus objetivos, que pasa por "enfrentar Govern y Estado" en la mesa de negociación, "debilitar al Gobierno con la contracción económica" y, posteriormente, conseguir llevar a cabo la Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

Un escrito que deja a Sánchez en evidencia

"Preparémonos, votar, culminar"; son las tres fases que el escrito señala como "hoja de ruta" a seguir por los golpistas, que siguen como locos por romper la unidad de España proclamada en la Constitución.



En primer lugar, "ensanchar la base social de ERC y JxCat" y "utilizar la Mesa de negociación para abrir los ojos a más catalanes"; después, "aprovechar la situación económica" para defender la necesidad de independencia, y alentar la "confrontación al Estado en la calle defendiendo el Parlamento y las instituciones".

El juez Llarena le borra la sonrisa a Puigdemont: detención asegurada



En la última fase, los independentistas proponen en el escrito plantear un "referéndum acordado" o impuesto, y si no se consiguiera, llevar a cabo una nueva DUI "proclamando la república catalana". Es decir, Sánchez les indulta y ellos vuelven a dar un golpe de Estado. Un síntoma de la incompetencia, la desfachatez, el interés y la falta de escrúpulos del presidente del Gobierno.

Así pues, el documento no sólo demuestra los cálculos independentistas de presión al Gobierno de cara a imponer una nueva independencia en Cataluña, sino que también demuestra que Pedro Sánchez no ha sido más que un títere de los secesionistas en los últimos meses, aprovechando los secesionistas su necesidad de mantener la Moncloa para conseguir sus propósitos independentistas con el beneplácito del Gobierno de España.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario