Los indultos de Sánchez, ilegales o irrealizables en media Europa

  • Política
  • 27-06-2021 | 21:06
  • Escribe: Blanca Torres

En algunos países europeos, es el monarca quien tiene la última palabra sobre la concesión de la medida de gracia, apenas utilizada en otros países.




Pedro Sánchez ha defendido, tanto a nivel nacional como internacional, la concesión de los indultos a los condenados del procés, entendiendo que esta medida de gracia puede ser un primer paso de conciliación entre el Gobierno español y la Generalitat de Cataluña.

Unos indultos que el presidente socialista ha aprobado gracias al apoyo de su Consejo de Ministros, que ostenta la total responsabilidad sobre esta medida de gracia, sin que sea necesario el informe positivo del Tribunal Constitucional o el Supremo para concederlos. Del mismo modo, y aunque la rúbrica del Rey es necesaria para activar estos indultos, el monarca, según la Constitución, no tiene potestad legislativa para contradecir la decisión del Ejecutivo nacional. 



Marlaska podría estar en los "minutos de descuento" al frente de Interior

Sin embargo, los indultos, según la legislación vigente en cada país de Europa, podrían no haber sido aprobados por el Gobierno en cuestión, ya que la medida de gracia, a pesar de sí estar contemplada en la legislación, no se aplican ni aprueban como en el modelo español, habiendo muchos más impedimentos.



La Monarquía, clave en muchos países

Mientras en España la Monarquía únicamente tiene, en este caso, un papel representativo, en Reino Unido es la Reina de Inglaterra, Isabel II, la única con capacidad de conceder los indultos, sujetos a condiciones recogidas en la Rehabilitation of Offenders Act de 1974; condiciones entre las que se encuentra que los reos lleven un mínimo de diez años en prisión antes de acceder al indulto.

De forma similar, es la Casa Real belga la que debe ofrecer estos indultos, tal y como señala el artículo 110 de la Constitución del país, que señala que el Rey será el responsable de "remitir o reducir las sentencias dictadas por los jueces", eso sí, con el respaldo de los miembros del Ejecutivo.



Rita Maestre miente como una bellaca sobre Almeida y el Orgullo

En Francia, sí es el presidente de la República quien concede los indultos, en unas condiciones muy semejantes a las de España, con la distinción de que en el país vecino, es el condenado quien debe tener en todos los casos la iniciativa en el indulto, solicitando la medida de gracia al presidente a través de una solicitud de perdón; un perdón que no se ha producido en el caso de los independentistas catalanes.



Tampoco habría podido Pedro Sánchez aprobar estos indultos en Italia, donde las cámaras legislativas deben avalar la medida de gracia por una mayoría cualificada de, al menos, dos tercios de los diputados.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario