Los indepes provocan un conflicto diplomático entre España y Bélgica

  • Cataluña
  • 17-10-2018 | 12:10
  • Escribe: Daniel Guerra

Las escandalosas opiniones de Jan Peumans, delegado del Gobierno de Flandes, sobre el asunto catalán han llevado a España a retirarle el estatus diplomático.


Jan Peumans, delegado del Gobierno de Flandes, ya no tiene estatus diplomático en España. El ministro de exteriores, Josep Borrell, le advirtió en repetidas ocasiones por sus opiniones tendenciosas contrarias al Gobierno de España en relación al asunto catalán. Y ha pasado lo que tenía que pasar. Por supuesto, los separatistas han puesto el grito en el cielo y ya hablan de atentado contra la libertad de expresión y demás sandeces, tal y como cabía esperar. Son entrañables.

“No vamos a quitarle importancia a las cosas”, ha dicho Borrell en declaraciones en el pasillo del Congreso, apenas unas horas después de recibir en su despacho al embajador belga en España, Marc Calcoen, y comunicarle que el Gobierno español retira la condición diplomática al delegado de Flandes en España y no se lo concederá a ningún otro que le vaya a suceder. Según ha confesado, la decisión supone un conflicto diplomático con Bélgica.


Sin embargo, Borrell ha justificado la medida en que “España no puede permitirse que, una vez tras otra, el presidente de un Parlamento actuando como tal diga que somos un país que tiene que ser expulsado de la UE”, como ha hecho en tres ocasiones el de Flandes. “Hemos advertido tres veces, y a la tercera va la vencida”, ha añadido. “Eso ningún país que se respete lo puede tolerar”, ha zanjado.

Tal y como cabía esperar, los separatistas han puesto el grito en el cielo en masa. Carles Puigdemont o Quim Torra han sido algunos de los principales líderes independentistas que se han referido públicamente a la decisión tomada por Borrell, calificándola de atentado contra la libertad de expresión y opinión.


Puigdemont y Torra atacan a Borrell y al Gobierno de España

“Da vergüenza ver cómo la represión llega ahora a Flandes y Bélgica. El ministro Borrell demuestra mejor que nadie la alergia del Estado español a la libertad de expresión. Todo el apoyo al Gobierno y al Parlamento de Flandes”, ha señalado en Twitter Quim Torra, presidente de la Generalitat.

Por su parte, Puigdemont ha hablado de castigo a Bélgica por su postura en el asunto catalán: “El Gobierno español retira el estatuto diplomático al delegado de Flandes por las opiniones del presidente del Parlamento Flamenco en apoyo a los presos políticos. Hace lo que han hecho siempre: reprimen la libertad de opinión y castigan a todo un pueblo a no tener delegado diplomático. Qué error”, ha finalizado.



Facebook Twitter
Deja tu Comentario