Los indepes intimidan a los unionistas colgando carteles con su cara

  • Cataluña
  • 19-10-2018 | 13:10
  • Escribe: Daniel Guerra

Varios vecinos de las localidades catalanas de Balsareny y Sallent, señalados como unionistas por los indepes: "Si los ves da la voz de alarma"




Varios vecinos de las localidades catalanas de Balsareny y Sallent han visto cómo los independentistas cuelgan carteles con sus caras por las calles para señalarlos como “fascistas”: “¡Señalémoslos! El fascismo avanza si no se le combate. Si los ves por tu municipio da la alarma”, rezan estos carteles, en los que puede leerse también: “Fuera fascistas de nuestras calles”, tal y como informa El Español.

Con estos bochornosos carteles se acusa a estos vecinos de una serie de acciones que ellos niegan. Jordi Cervantes afirma que no es verdad lo que se dice sobre él. En el cartel con su cara se afirma que “insultó y amenazó a los excursionistas de Collbaix”, que “asedió al alcalde de Balsareny”, que “pone denuncias falsas” o que “pertenece a Hermanos Cruzados”, un grupo fascista, o a los GDR del Bagés (grupos anti CDR).



También se señala en estos carteles a Cristina Arias, pareja de Jordi Cervantes, por su supuesta pertenencia a Hermanos Cruzados y a Vox, además de los GDR. En su caso, también niega tener nada que ver con lo que se dice sobre ella: “Estoy sorprendida porque hacía tiempo que no nos encontrábamos ningún ataque. Ni yo ni mi marido salimos a quitar lazos ni nos implicamos mucho más en el tema, precisamente porque ya hemos tenido problemas”, apunta esta mujer.

Cristina Arias recuerda, de hecho, que llegaron a quemarle una bandera de España que colgó de su balcón. ¿Acaso no tiene derecho a sentirse española y a colgar, en su propiedad, la bandera que le salga de las narices? ¿Y luego los fascistas son los unionistas? ¡Lo que hay que aguantar!



El precio de ser unionista en Cataluña

Esta pareja no ha sido la única. Otro de los señalados por los indepes es Óscar González, de Sallent. A éste se le acusa de ser “nazi”, de haber agredido a independentistas en Manresa y en Santa Maria d’Oló y de formar parte de Vox y del GDR del Bagés. Sobre él, se dice incluso algunos de los lugares que frecuenta. 

Una vez más, queda demostrado que la intimidación y la amenaza son las principales armas del independentismo radical, que con esta acción ha tratado de amedrentar a los unionistas de la zona. Un mensaje con el que pretenden conseguir que el miedo haga mella en los catalanes de bien y se callen ante la injusticia a la que se ven sometida por parte de los separatistas. ¡Viva la democracia!



Facebook Twitter

Deja tu Comentario