Los independentistas se hacen llamar gente de paz, pero no lo son: indignante ataque a una comitiva del PP en Vic

  • Cataluña
  • 23-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Manuel Simón
Los Mossos impidieron que los radicales consiguieran agredir a Alejandro Fernández y sus acompañantes


Vic vuelve a ser el foco de la violencia separatista. Este sábado, la comitiva del Partido Popular fue recibida entre gritos e insultos, y de no ser por la intervención de los Mossos d'Esquadra, podríamos estar hablando de una desgracia.

El currículum de eurodiputado de Carles Puigdemont está en blanco: no se esfuerza ni en disimular



“Paz”

Alejandro Fernández, líder del Partido Popular en Cataluña, compartió en sus redes sociales un vídeo del ‘cálido’ recibimiento que les tenían preparado los radicales separatistas de Vic. En él se puede ver como el cordón policial es lo único que separa a la turba de la comitiva del PP.

Con gritos de “fascistas, hijos de …”, los independentistas cortaron el paso a Fernández y su equipo, que se disponía a celebrar un acto en Vic. Los populares pretendían montar una carpa informativa en la plaza de la localidad barcelonesa, pero los radicales frustraron sus planes con violencia e intimidación.

Al final no pudo realizarse y la policía tuvo que escoltar a los populares hasta la salida del municipio para evitar posibles agresiones. Decenas de radicales les acompañaron hasta la salida, con gritos intimidadores e insultos.



Un motorista y una ambulancia sufren la impunidad de la Meridiana: cualquier día habrá una desgracia

“Moral”

El problema con los separatistas en Vic viene desde arriba, desde la administración, que se pone de su lado y los protege. La alcaldesa Anna Erra, de Junts per Catalunya, les denegó el permiso argumentando que era un acto “contrario a la moral y las buenas costumbres".



El PP ha anunciado su intención de denunciar a la alcaldesa ante la Fiscalía por prevaricación administrativa. La tensión sigue subiendo en Cataluña y Vic se ha convertido en el refugio de independentismo más radical y violento, aupados por los gobernantes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario