Los independentistas dan la espalda a Puigdemont ¡¡Y 'torpedean' su Consejo por la República!!

  • Cataluña
  • 17-08-2019 | 09:08
  • Escribe: Sergi Cuesta
Todo le sale mal al pobre desgraciado Puigdemont. Hasta los suyos se han cansado.


Otro varapalo para el golpista Fugademont. El prófugo anunció el pasado noviembre que pretendía sumar un millón de voluntarios en el Consell de la República con el objetivo de intentar hacer ruido internacionalmente.

Tras nueve meses de embarazo, Puigcagón no ha reunido ni al 10% de las huestes separatistas. Parece que están más cómodas durmiendo, cobrando del paro y cubriendo de mierda las sedes de ERC y JxCat.



Pretendía reunir 10 millones de euros

El Consell de la República ha logrado afiliar a 68.924 radicales, de esos que se manifiestan a las 12 de la mañana un martes porque no tienen trabajo. ¿Pero cómo pretende Puigdemont que se unan a él si hay que pagar?

Separatista o no, un catalán no desperdicia su dinero, y adherirse al Consell cuesta 10€. Parece que las hordas catanazis se han pasado al ‘Puigdemont ens roba’ (Puigdemont nos roba).



Necesita financiar la mansión y pagar a sus abogados

Básicamente lo que buscaba el golpista era una fuente de ingresos para financiar sus gastos en Waterloo. Diez millones de euros concretamente que servirían para pagar la mansión y a los inútiles abogados con los que trabaja, los cuales no han podido hacer nada para que Europa golpee en la cara a su representado.

Ese dinero también serviría para pagar la propaganda mediática que necesita el separata para hacerse escuchar en los gobiernos europeos. Algo que tampoco le ha funcionado por el momento. Así que básicamente es tirar el dinero.



Chiringuitos y amiguetes enchufados 

Los catanazis más radicales han montado chiringuitos en las plazas de Playa de Aro, Premià de Mar y Vic. Fuertes núcleos de independentistas con un PIB muy bajo. El apoyo al independentismo en las grandes ciudades, y donde se produce el dinero, es más bajo.

Con los 689.240€ que ha reunido Fugademont, lo primero que ha hecho ha sido colocar a los amiguetes al frente de la asociación. Toni Comín, Lluís Puig, Clara Ponsatí, etc. Toda una larga lista de huidos de la justicia.



Pero también hay hueco para los fieles que se mantienen al pie del cañón en Cataluña. Han enchufado a la racista que no sabe hablar castellano y portavoz del gobierno catalán, Meritxell Budó, y a la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario