Los golpistas presos siguen dando pena con una repugnante carta abierta

Los golpistas presos siguen dando pena con una repugnante carta abierta

16/12/2018

| Redacción

Facebook
Twitter

Los golpistas presos en Lledoners han pedido "que no se abran las cárceles": Quieren ser los mártires del independentismo

El culebrón continúa: Los presos piden a la Generalitat que no los libere. ¿En serio? ¿Dónde se creen que están, en el país de nunca jamás? Afrontan el juicio con plena consciencia y responsabilidad, dicen. ¿Será que reconocen que la cagaron los días 6 y 7 de septiembre de 2017?

Los líderes independentistas en la cárcel afrontan el juicio con “plena consciencia y responsabilidad”. Así lo han manifestado en un artículo de opinión conjunto que publica el periódico El Punt Avui. Piden unidad al independentismo para superar, dicen, los ataques del Estado español.

“Abrir las cárceles perjudicaría los objetivos políticos del país que queremos”

Los presos agradecen el apoyo de la gente y dicen que “entienden que mucha gente que se acerca físicamente o emocionalmente a la cárcel sienta en carne propia la impotencia que provoca tanta injusticia. Entienden que alguien pueda considerar, fruto de esta indignación que generan los abusos, que la solución tendría que ser abrir las cárceles”. “Esto, lejos de ayudarnos en nuestra causa, la perjudicaría, igual que también perjudicaría los objetivos políticos del país que quieren y por los cuales están allí presos y pendientes de un juicio político”.

“Afrontamos el juicio con plena consciencia y responsabilidad” porque tienen la convicción de que “no hemos cometido ningún delito, porque poner unas urnas no lo podrá ser nunca”. “Y esto nos hace fuertes delante de cualquier ataque jurídico y delante de cualquier arbitrariedad e injusticia. Somos inocentes. Lo sabemos”, añaden. (El terrorista aliado de Torra que llama a los separatistas a asaltar el Parlament el 21-D).

Una vez estén en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo, dicen que “no renunciaremos, no capitularemos, no nos rendiremos. Al contrario. Mantendremos la cabeza bien alta y hablaremos claro, convencidos y convencidas plenamente de nuestra inocencia y de la legitimidad de nuestras acciones y de nuestras convicciones”.

“Nos podrán condenar porque tienen la fuerza, pero su condena no será justa”, afirman los presos indepes

“El juicio oral-dicen- será el momento propicio para que aparezca la verdad en medio de la sala donde se nos estará juzgando y el que la quiera negar tendrá que girar obligatoriamente la cara, porque se les comerá la vergüenza y estamos convencidos que la calle nos acompañará”.

Finalmente, los dirigentes encarcelados dicen que “nos podrán condenar porque tienen la fuerza”. “Lo que nunca podrán demostrar es que su condena sea justa y esté fundamentada con hechos y pruebas. No, no podrán porque, llegados a este punto, ya se ha demostrado que las acusaciones no se aguantan de ninguna manera”. (Turull arremete contra Arrimadas y Espadaler por no haber ido a verle a la cárcel).

La táctica continúa, hacerse las víctimas. Se expresan como si fuesen alumnos de una universidad y el director los llamara a su despacho para reñirles por una gamberrada. Los acusan de algo más que una gamberrada, se han saltado la Ley y con sus sueños y fantasías se están cargando a Cataluña.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario